Sondas de pesca portátiles

Las sondas de pesca y para fines recreativos han evolucionado mucho en los últimos años con la incorporación de la tecnología CHIRP, que aporta imágenes nítidas y detalladas del fondo. Las que son menos habituales, pero muy prácticas, son las sondas de pesca portátiles que desde hace un tiempo ofrecen las principales marcas de equipos de navegación y náutica.

Una sonda de pesca portátil se caracteriza por tener el transductor independiente del barco. Puede ser inalámbrico o por cable, sumergible o flotante. Las primeras sondas portátiles eran complejos y pesados equipos. En actualidad el tamaño se ha reducido al similar de una linterna, en las que son sumergibles, o una pequeña boya en el caso de las flotantes.

Sondas de pesca portátiles

* Imagen de Náutica y Yates.

Están indicadas para pequeñas embarcaciones de estiba en seco y submarinismo. Recientemente se han incorporado al mercado modelos con conexión wifi a la pantalla que se tiene a bordo, conexión con smartphone e incluso con relojes de pulsera tipo iWatch, en los que se muestran los datos de profundidad.

Tipos de transductores

El transductor flotante es probablemente el más económico. Se trata de una boya de la que pende el transductor. Lo habitual, para evitar pérdidas ocasionadas por la deriva, es que la información se remita a la pantalla mediante un cable sumergible. Así mismo, varios de los modelos de transductor flotantes disponibles cuentan con antena de emisión por radiofrecuencia, permitiendo tener información del fondo en un reloj o dispositivo portátil.

Transductor flotante

El transductor de mano hace llegar la información al barco por medio de señales de bluetooth, wifi o similares. En todo caso, la autonomía que ofrece es mayor, si bien la calidad de la imagen se deprecia con el mayor alejamiento del transductor del equipo receptor. Su tamaño apenas supera el de una linterna, pudiendo alejarse del barco entre 100 y 75 metros, dependiendo de la calidad de las aguas.

El transductor flotante autónomo es una versión que suma características de las dos anteriores. El equipo emisor se instala en una boya que puede navegar a la deriva, recopilando datos que emite simultáneamente o que almacena en una memoria extraíble. Estos equipos están recomendados para fines de investigación, siendo posible la localización por la situación facilitada por un GPS.

Sonda portátil profundímetro

La versión más económica y factible para pequeñas embarcaciones como kayaks y neumáticas de pequeño porte son las sondas portátiles que se instalan en el francobordo. El equipo consta de un soporte para la pantalla, agarres para su instalación a bordo y un soporte adicional que permite sumergir el transductor bajo la lámina de agua. No se puede decir que sea portátil por cuanto el transductor se puede llevar consigo, pero sí que es una alternativa viable para pequeñas esloras.

Y la alternativa más sencilla es el profundímetro. Un equipo portátil de mano del tamaño de un mando a distancia de televisión que indica la profundidad y es muy popular entre los buceadores, como también lo son las sondas de pesca de Dragonfly de Raymarine y sus imágenes 3D de alta definición, o la Wi-Fish, una sonda que utiliza como monitor los ordenadores, tablets y smartphone que hay a bordo, permitiendo compartir imágenes de alta calidad, a todo color y en tiempo real.

Comparte esta información

¿Te ha gustado el Post?

¿Quieres recibir un resumen semanal con nuestras últimas publicaciones?

 

Deja un comentario

(*) Required, Your email will not be published