Dragonfly, la sonda más realista de Raymarine

Raymarine puso a la venta hace un año la Dragonfly, una sonda que marcó una nueva era, gracias a la calidad de sus imágenes, tecnología e integración de GPS y plotter. Ahora mejora aún más sus características con la nueva Dragonfly 7, permitiendo escoger entre una versión de 5,7 pulgadas o una algo mayor de 18 centímetros. Aunque lo que más destacable es el realismo de las imágenes de alta definición, conjugadas con funciones de excelente equipo para disfrutar de la pesca profesional y deportiva.

Tecnología de doble haz

Dragonfly está ganando adeptos entre los aficionados a la pesca deportiva, y gran parte de ese mérito se lo debe a la tecnología CHIRP. Pero dejémonos de conceptos abstractos. La sonda se monta con un transductor de doble haz. El primero hace un barrido transversal, cubriendo un ángulo de 60º de ancho pero solo 1,4º de ataque hacia proa. Con este haz se obtiene una imagen nítida y de gran realismo del fondo. Lo que hace de la Dragonfly una sonda que utilizan no solo los pescadores, sino los submarinistas, dado que permite identificar estructuras marinas, pecios, árboles… y conocer con gran detalle las características del lecho marino.

El segundo haz es un cono de 25º destinado a detectar bancos de peces con gran precisión. La pantalla multicromática de la Dragonfly proporciona la opción de mostrar el resultado de los dos haces, que se emiten en varias frecuencias (frente a sondas tradicionales que emiten un solo haz en una sola frecuencia, como vimos cuando expusimos las características que debe tener una sonda de pesca). Es como tener dos sondas en una, pues se puede escoger entre ver imágenes de alta calidad del fondo, ecos de los peces o las dos informaciones al mismo tiempo.

Menú intuitivo

Una sonda no tiene porqué ser un instrumento complejo, y así parecen haberlo entendido los técnicos de Raymarine cuando han diseñado los menús y modos de acceso de la sonda Dragonfly, mostrando una intuitiva interfaz de usuario, característica de Raymarine.

Tres botones. El primero para encender y apagar la sonda y controlar el brillo. La Dragonfly cuenta con una pantalla ultra brillante de contraste que permite tener una visión clara de lo que muestra incluso cuando incide el sol sobre el visor.

El segundo botón permite acceder al menú, por el que nos desplazamos con un tercer botón a modo de joystick. En los menús se puede escoger entre solo la imagen de fondo, la ecosonda, las cartas de navegación, el GPS, las cartas de pesca, etcétera.

Todo en uno

La nueva sonda de Raymarine cuenta con ranuras para introducir tarjetas de memoria micro SD, para cargar directamente cartas náuticas de Navionics; en las que se pueden fijar “waypoints” y lugares de interés de pesca. Además de sumar la señal de GPS, con lo que se consigue tener gran parte de la información de los instrumentos de ayuda a la navegación focalizados en un mismo equipo de altas prestaciones.

La sonda Dragonfly incluye el transductor CHIRP DownVision de Raymarine, de fácil montaje en popa. La pantalla pivota sobre un soporte giratorio que se puede presentar en casi cualquier inclinación, además de contar con un dispositivo de bloqueo y de retirada de la pantalla cuando acaba la jornada de pesca.

Toda esta tecnología con solo encender la sonda, gracias a la optimización automática, con lo que solo nos tenemos que ocupar de disfrutar de un buen día de pesca. La Dragonfly está indicada para embarcaciones de entre 6 a 8 metros de eslora, las que se pueden gobernar con el título de PNB.

 

Comparte esta información

¿Te ha gustado el Post?

¿Quieres recibir un resumen semanal con nuestras últimas publicaciones?

 

3 Responses

  1. Miguel Angel

    marzo 22, 2016 6:59 pm, Responder

    Soy pricipiante me ha dicho buenas referencias de Raymarine quisiera un modelo si me pueden decir que alcace 1000 metros

Deja un comentario

(*) Required, Your email will not be published