Electricidad. Origen de fallos a bordo. Parte II. Baterías.

Como continuación al post anterior “Origen de fallos a bordo”, se exponen los potenciales fallos que pueden originar las baterías eléctricas en yates y embarcaciones de recreo.

Al comprar una embarcación de recreo, se entrega al propietario un manual de usuario que debe contener los diagramas unifilares más importantes de la instalación eléctrica del barco que describa el dimensionamiento, enrutado del cableado y situación de los elementos de protección de la instalación.

Todo trabajo eléctrico realizado a bordo que conlleve cambios en la configuración en los elementos de la planta eléctrica debe actualizarse en los planos para futuras tareas de mantenimiento y búsqueda de fallos.

Diagrama unifilar. Fuente Westmarine

Diagrama unifilar. Fuente Westmarine

Baterías.

Uno de los puntos origen de fallos eléctricos a bordo son las baterías. En ocasiones las baterías trabajan bajo el límite de carga produciendo la sulfatación y un lento deterioro debido a la progresiva pérdida de la capacidad. En un Post de Baterías anterior ya se trató la capacidad real de las baterías.

Este deterioro puede ocurrir incluso con modernos cargadores de alta frecuencia ó alternadores con reguladores de tensión multi etapa.

Batería de Ion-Litio

Batería de Ion-Litio. Fuente Mastervolt

Poca tensión en bornes.

El origen del fallo es la caída de tensión en el circuito de carga de las baterías como consecuencia de malas conexiones, conductores infradimensionados ó la pérdida de tensión en los diodos de aislamiento.

Los diodos de aislamiento son elementos de protección que se intercalan en el circuito eléctrico del alternador y las baterías que permite aislar las baterías entre sí de modo que permita que la corriente de carga pueda llegar a todas las baterías e impedir que la corriente de una batería se descargue en la otra.

Diodos aislantes de baterías. Fuente CHMarine
Diodos aislantes de baterías. Fuente CHMarine

Antes de la compra de una batería hay que comprobar la correcta capacidad de carga de la unidad a adquirir y tras la sustitución de la batería vieja, se debe comprobar la tensión que le llega a la batería.

Si la tensión en los bornes de la batería no está próxima a 14 V las baterías no se cargaran completamente. Para la verificación de la tensión se puede utilizar un multímetro fácilmente accesible.

Multímetro digital

Multímetro digital

Sobrecalentamiento.

Debido al progresivo incremento del consumo eléctrico a bordo de los yates, las baterías trabajan en condiciones más exigentes produciendo calor.

Cuando una batería trabaja a una temperatura moderada, no en frío, su tasa de carga aumenta, produciendo todavía más calor, posibilitando el Efecto “Corriente térmica”: la batería absorbe toda la corriente de carga sin incrementar la tensión. La corriente excedente transforma el electrolito en Hidrógeno y Oxigeno, con riesgo de explosión en caso de presencia de una chispa próxima a la ubicación de la batería.

En este sentido, las baterías de ácido son más propensas a este efecto que las baterías AGM (Absorbent Glass Mat) ó las baterías de gel.

Sensor de temperatura. Fuente Xantrex

Sensor de temperatura. Fuente Xantrex

 

En el caso de baterías de yates con ciclos muy exigentes debido a consumidores muy demandantes, es recomendable la instalación de un sensor de temperatura, conectado directamente a los terminales de las baterías y no a la carcasa , para evitar el amortiguamiento térmico del aire aislante interior.

 

 

Comparte esta información

¿Te ha gustado el Post?

¿Quieres recibir un resumen semanal con nuestras últimas publicaciones?

 

One Response

Deja un comentario

(*) Required, Your email will not be published