Club de navegación, la alternativa a la compra y el alquiler

La navegación puede ser tanto una experiencia placentera como una gran aventura, pero sea como sea es necesario tener un barco para practicarla. La dificultad está en que no todos los amantes del mar nos podemos permitir tener un barco en propiedad, y si optamos por alquilar las fechas más habituales suelen tener precios desorbitados o estar ocupadas. Para solventar estas cuestiones surgieron hace unos años los clubs de navegación, con promoción de escuelas náuticas y empresas de alquiler reconvertidas.

Qué es un club de navegación

Básicamente un club de navegación es un conjunto de socios que participan en la explotación de un barco. A partir de aquí las variantes se multiplican ofreciendo multitud de posibilidades.

Los clubes de navegación permiten disfrutar de un barco por un módico precio, sin tener que atender a los gastos e impuestos de matriculación (reducido para las embarcaciones de alquiler), pagar las tasas portuarias (como la renovada tasa de ayuda a la navegación), los gastos de combustible, el seguro de la embarcación, ocuparse de la limpieza cuando acaba la jornada, buscar atraque…

A estos clubes se accede abonando una cuota de suscripción que suele tener una periodicidad mensual, aunque hay empresas que ofrecen la posibilidad de pagos anuales o solo cuando se efectúa la salida. También suele ser usual que el barco lo tripulen solo personas amantes del mar, marinos dispuestos a navegar, por contra a lo que ocurre en barcos de alquiler en que el patrón hace uso exclusivo de la nave. A pesar de esto hay empresas que ofrecen barcos en exclusiva a los socios de sus clubes. La variedad permite encontrar escuelas que ofrecen su club de navegación para la realización de prácticas de perfeccionamiento, como es FP Náutica en Sevilla.

Los clubes de navegación son tan variantes como sus propios socios, atendiendo a todas las necesidades que pueda tener un marino, como navegar tierra adentro, una propuesta desarrollada por el club de navegación de Doramas que hace salidas en lagos y pantanos navegables de la zona de Madrid y Toledo, ofreciendo días de navegación a los marinos que tienen lejos la costa.

Alternativas al alquiler

Los clubes de navegación surgen sobre todo para atender el deseo de navegar de quienes no se pueden permitir la compra o el alquiler de una embarcación, recopilando en una cuota de socio todos los gastos derivados de la explotación del barco. A partir de aquí las empresas de alquiler se han ido adaptando a esta forma de charter compartido. Unas ofrecen salidas conjuntas, otras en exclusividad… Lo habitual es que haya un calendario de salidas en la que cada socio tenga sus días fijados para disfrutar del barco (si la embarcación es de uso exclusivo) o donde se puedan sumar los que quieran pasar un día en la mar hasta completar aforo (propio de los clubes de salidas compartidas) una opción que responde más a las características originales de un club de navegación.

Estos clubes suelen ofrecer tanto barcos de motor como de vela, siendo los de vela los más habituales. Y para los marinos que no tienen título náutico hay donde dan la posibilidad de contar con el gobierno de un patrón titulado socio del club. Lo que viene a confirmar que hay opciones para aburrir en este modo de navegación que está ganando adeptos.

Los clubes de navegación están teniendo mucha aceptación entre los usuarios de la náutica recreativa, ofreciendo opciones específicas, como la el club de lujo que propone Live Aboard Club, una empresa mallorquina que se dará a conocer en el Palma Boat Show 2014.

Quizás sea esta una solución para los barcos abandonados que ahogan a los puertos deportivos a causa de los gastos que lastran a sus propietarios.

Comparte esta información

¿Te ha gustado el Post?

¿Quieres recibir un resumen semanal con nuestras últimas publicaciones?

 

Deja un comentario

(*) Required, Your email will not be published