El submarino de recreo más fácil de pilotar

La era de los exploradores y los descubrimientos en tierra hace tiempo que concluyó. Ahora el “continente” desconocido es el océano, de hecho, solo el 3% de los fondos marinos están cartografiados con detalle. Eso implica que queda mucho por hacer y mucho por descubrir. Toda una oportunidad para los marinos más intrépidos, que tienen en el nuevo submarino personal de Deep Flight uno de los equipos más sencillos de manejar para navegar por las profundidades de los mares.

deep fligth dragon 1

El Deep Flight Dragon ha sido una de las “atracciones” que más miradas se ha llevado en el último Salón Náutico de Mónaco. Entre yates de lujo, este pequeño submarino para dos personas se ha hecho un hueco. Se trata de una nueva apuesta de Deep Flight que hace algún tiempo ya puso “a flote” otro ingenio similar, el Súper Halcón Mark II.

El fabricante dice crear “submarinos personales desde cero”. Ha suprimido la mayoría de las opciones técnicas del equipo anterior, haciendo la navegación submarina mucho más intuitiva. El objetivo es que no sea necesario tener grandes conocimientos de tecnología para navegar en el artefacto, sino que prácticamente cualquier persona pueda disfrutar de la experiencia. Para conseguirlo el precio del submarino incluye la formación y las prácticas previas para que el piloto pueda navegar en solitario, sin necesidad de contar con un técnico a bordo.

Es algo similar a volar. El diseño del submarino, sus hélices y su desplazamiento, hace que la experiencia de gobernarlo sumergido en el agua sea similar a realizar un vuelo ligero. El submarino se ha diseñado con flotabilidad intrínseca positiva, lo que favorece la vuelta a la superficie de forma natural. Carece de pesos y lastres añadidos, en su lugar consigue alcanzar la profundidad deseada con la ayuda de seis propulsores. De aportar la energía necesaria se ocupan varias baterías de litio alojadas a lo largo del submarino.

deep fligth dragon 2

En el puesto de gobierno no hay que esperar complejos controles. Deep Flight ha reducido al máximo los controles hasta conseguir eliminar la consola. El submarino se gobierna con dos mandos situado uno en cada mano. Además incorpora un software capaz de ocuparse del control en situaciones críticas. Tan solo hay que prefijar la profundidad a que se quiere llegar y el sistema se ocupa de no rebasar los límites.

Su tamaño reducido y su propulsión extremadamente silenciosa hacen del Deep Flight Dragon un equipo de submarinismo óptimo para navegar entre bancos de peces, con grandes ballenas o “sobrevolar” un pecio. Hasta 6 horas de autonomía bajo el agua permiten las baterías instaladas a bordo. Que mueven como un pez bajo el agua a este pequeño submarino de 1800 kilos de peso y solo 5 metros de eslora. Dimensiones que permiten llevarlo en la bodega de un gran yate y hacer la puesta a flote y la recogida con una pequeña grúa hidráulica similar a la utilizada con las motos de agua.

deep fligth dragon 3

Comparte esta información

¿Te ha gustado el Post?

¿Quieres recibir un resumen semanal con nuestras últimas publicaciones?

 

Deja un comentario

(*) Required, Your email will not be published