Ecología y eficiencia en los barcos híbridos Greenline

Hasta ahora los amantes del mar que queríamos disfrutar de un día de navegación sin ruidos y sin tener que repostar varias garrafas de combustible antes de embarcar solo teníamos una opción factible: la navegación a vela. Sin embargo, la revolución tecnológica de los motores híbridos también ha llegado a los mares en forma de barcos ecológicos de gran eficiencia; como la gama de embarcaciones de recreo propuesta por Greenline y que será una de las novedades en el próximo Valencia Boat Show, junto a las nuevas embarcaciones que presentará Bayliner.

Barcos clásicos con tecnología puntera

Los avances tecnológicos más actuales no tienen porqué estar reñidos con líneas elegantes. Así lo piensan los equipos de ingenieros que hay detrás de las embarcaciones híbridas Greenline. Los barcos tienen un estilo clásico con proa caída y una superestructura amplia que permite ofrecer zonas en las que disfrutar del sol mientras la embarcación permanece fondeada en las proximidades de una cala.

La línea clásica del exterior poco tiene que ver con la tecnología más moderna con que cuenta el interior. Para empezar todos los barcos de Greenline vienen de serie con una tableta y aplicaciones propias de la marca desde las que controlar todos los parámetros del barco, desde el motor a la navegación, comunicación, etcétera. Los barcos están diseñados para ser lo más silenciosos posibles, aun cuando el motor de combustión está en marcha. Desde el interior se tiene un campo de visión de 360 grados, gracias a los cristales que forman parte de la estructura. La popa de los barcos Greenline cuenta con una plataforma de baño revestida de teca en consonancia con el estilo general del buque.

La línea híbrida Greenline ofrece las comodidades de un hogar, gracias a una instalación eléctrica a 240 voltios, frente a los 12 o 24 que suelen tener los barcos tradicionales. Esto permite contar con electrodomésticos habituales en los hogares, aportando comodidad a los tripulantes de estas naves ecológicas. El confort se incrementa con un espacioso baño equipado con todos los accesorios para hacer de la travesía un lujo. Además de combinaciones de cama en el camarote que permite crear un gran cama única o dos independientes.

Paquete híbrido

Hay tres aspectos que hacen que los barcos Greenline se puedan considerar ecológicos y eficientes. El más llamativo es el equipo de propulsión, compuesto por un motor eléctrico que produce el movimiento y que tiene tres fuentes de energía alternativas. De una parte las baterías de litio almacenan la energía que utiliza el motor eléctrico. Una energía que a su vez puede proceder de dos fuentes: un motor diesel o el techo solar instalado sobre la cubierta del barco. Para escoger el equipo generador el patrón cuenta con un conmutador manual que permite realizar el cambio de eléctrico a diesel y viceversa sin necesidad de hacer ninguna operativa más. Las baterías, a su vez, proporcionan la electricidad necesaria para atender a todos los equipos auxiliares del barco, a una potencia de 230 voltios. Además, las baterías se pueden cargar desde una conexión a tierra, como en un barco convencional.

El hecho de que sea el motor eléctrico y no el de combustión el responsable de la propulsión hace que el barco sea más silencioso en la navegación. Entre otras cuestiones porque no está sujeto a las revoluciones propias de las maniobras, sino que el motor diesel se mantiene a un régimen estable. A lo que se suma un gasto de mantenimiento de la décima parte respecto de un barco tradicional, según los ingenieros de Greenline.

Para hacer más eficiente a la embarcación Greenline se ha fijado en los cascos de los veleros, llevando ese concepto a sus barcos en el diseño del casco, más reducido y estilizado para ofrecer menor resistencia sin perder estabilidad, causa de varios accidentes marítimos. Los materiales utilizados en la construcción de los barcos son más ligeros y la ausencia de elementos prescindibles hace que el casco se haya podido reducir al máximo, apartando características de eficiencia energética a la embarcación.

Según los ingenieros de Greenline los tres modelos de barcos disponibles (30, 40 y 48 pies) tienen una reducida emisión de gases de efecto invernadero y un consumo equiparable a un velero de similar eslora.

Comparte esta información

¿Te ha gustado el Post?

¿Quieres recibir un resumen semanal con nuestras últimas publicaciones?

 

One Response

  1. Nauticpedia

    marzo 13, 2014 11:24 am, Responder

    Alternativas muy interesantes, a ver si van apareciendo más diversidad de modelos y a precios más razonables para el gran público, el sector náutico necesita adaptarse a las nuevas tecnologías renovables!

Deja un comentario

(*) Required, Your email will not be published