Consejos. Pequeñas reparaciones del casco.

El Gelcoat de polyester es el acabado exterior estándar de las  embarcaciones fabricadas con fibra de vidrio. Debido a su espesor menor de 1 mm, el Gelcoat es susceptible a ser dañado por impactos en pantalanes y otros barcos. Informaremos de las precauciones que se deben tomar en las reparaciones.

 

 

Reparación.

El Gelcoat es generalmente la primera capa que se aplica cuando se construye una embarcación de Plástico Reforzado con Fibra (FRP) en un molde, y por tanto es la capa exterior de la embarcación una vez acabada. Suele ser una imprimación a modo de spray, que protege todo el laminado interior constituyente de la estructura del barco.

En caso de daño, si se desea realizar una reparación, se debe seguir una secuencia lógica: preparar la superficie, rellenar grietas o agujeros, laminar con tejido de fibra de vidrio (si fuera necesario) y finalmente, reparar con Gelcoat.

Preparación de la superficie.

La preparación de la superficie dañada, en caso de daños importantes, exige un suavizado mediante un lijado. El lijado realiza dos funciones: por un lado elimina el material y por otro, a medida que utilizamos lija de menor efecto, los sucesivos lijados eliminan las marcas dejadas por las operaciones previas, teniendo siempre la precaución de limpiar la superficie reparada cuando se cambia el tipo de lija, para eliminar las partículas desprendidas.

Para los trabajos de lijado “mayores”, se recomienda una lijadora eléctrica.

LIJADO

Reparación de grietas y arañazos.

Los líquidos penetrantes en estructuras metálicas identifican posibles grietas ocultas a simple vista. De forma análoga, si aplicamos y limpiamos con un poco de acetona una superficie de FRP, podemos detectar las grietas en aquellas zonas dónde la acetona penetra y se colora.

Las grietas y agujeros deben ser rellenados con material de resina de forma cuidadosa, impidiendo la formación de burbujas de aire interiores.

Laminados.

Una vez que la superficie está saneada, es necesario igualar en amplitud superficial y en  espesor, la falta de material, para igualar la superficie exterior de la embarcación, con la zona dañada.

Se recomienda ir laminando superponiendo pequeños paños de tejido de fibra impregnados cada vez de menor tamaño, produciendo la natural curvatura que tenga el casco dañado. Una vez finalizado y curado, se lijará para igualar la superficie dañada con la sana.

Capa final de Gelcoat.

El curado del Gelcoat es un factor crítico. La temperatura de almacenaje del Gelcoat antes de ser aplicado y la preferente de aplicación debe encontrarse entre 20 y 30º C, para evitar un pre-curado del material en caso de temperaturas de almacenaje superiores ó un mal curado en el caso de aplicación en frío.

Cuanto menor sea la temperatura ambiente de aplicación, mayor tiempo de curado será necesario: dos ó tres días en invierno.

Comparte esta información

¿Te ha gustado el Post?

¿Quieres recibir un resumen semanal con nuestras últimas publicaciones?

 

Deja un comentario

(*) Required, Your email will not be published