Técnica lubinas a Jigging

Huidiza, temerosa, desconfiada, captura difícil de apresar. La lubina (dicentrarchus labrax) es deseo de muchos pescadores, aunque para muchos, la captura si es que se produce, es únicamente casual. En este artículo, os daremos las claves para que conseguir una buena pieza, no sea cosa del azar, sino el resultado de una jornada bien planificada.

pesca lubina a jigging

Texto y fotos: Sergi Burillo.

Siempre nos produce una sana envidia ver a un pescador que ha capturado una buena lubina, y nos preguntamos como lo habrá conseguido.

Rara vez, por no decir nunca, lograremos que nos explique su técnica o trucos ya que es uno de los secretos mejor guardados que existen en la pesca.Hasta hoy…

El tipo de pesca más habitual, es al curricán, o bien a spinning, con pequeños señuelos tipo “rapala” o poppers y paseantes, sin embargo, con un poco de práctica y unas buenas nociones teóricas, conseguiremos lubinas iguales o mejores en tamaño o numero que las del pescador más experto.

Dónde y cuándo encontrarlas.

Este serranido se encuentra en todo el mediterráneo y el Océano Atlántico, escogiendo preferentemente las zonas de fondo rocoso con aguas oxigenadas, y estuarios de agua dulce, remontando incluso a veces el cauce del río en busca de alimento.

De Enero a Marzo, desovan, siendo frecuente en estos meses, capturar ejemplares de más de 5 kilos.Aunque en el caso de que una lubina con huevas acuda a nuestros señuelos, será lo más correcto liberarla para la puesta.Debemos tener en cuenta que cada una de ellas, desova aproximadamente 250.000 huevos por kilo de peso, lo que hace que no solo nos llevamos una lubina, sino centenares de miles de ellas.

Para pescarlas a jigging, las buscaremos en fondos rocosos de entre 15 a 25 más en invierno, y de hasta 60 mts en verano, sobre todo en las horas centrales del día, ya que no es especie que le guste el agua demasiado caliente.

En los fondos de poca profundidad, las tentaremos con las primeras luces del día, y también al anochecer, ya que es entonces cuando se aproximan a la costa para alimentarse de crustáceos, gusanos, pequeños peces, e incluso cefalópodos.

En fondos más profundos las pescaremos durante todo el día, aunque las picadas serán mucho mas limitadas, aunque no imposibles.

Cañas y carretes

Usaremos cañas de jigging de acción media, ya que aunque la lubina de por si, no es una gran luchadora, si es posible que buscándolas, nos sorprenda un depredador de mas porte como un Dentón, o una buena serviola entrada en kilos, y seria una lastima perder una pieza así, por culpa de una caña demasiado flexible.

Una caña de calidad media bastara para este tipo de pesca, aunque siempre equipada con anillas de bajo rozamiento y alta resistencia tipo SIC o Fuji.Una buena opción son las cañas marca Shimano, Daiwa, Saint Croix etc.

El carrete a utilizar será de bobina vertical y de tamaño 6000-8000, en la mayoría de las marcas estos dos carretes, se diferencian no en el tamaño del carrete, sino en la rapidez de recogida y en la capacidad de hilo en la bobina.

Como es habitual en la pesca a jigging, llenaremos la bobina con hilo trenzado Dyneema, de una resistencia a la rotura de 25 libras aproximadamente.

El bajo de línea será de fluorocarbono de la mejor calidad, ya que de no ser así, la lubina vera los reflejos del hilo y no picara.

Asegurémonos de que el fluorocarbono que compramos es puro al 100%, sin mezclas de copolimeros ni de nylon , ya que solo así, siendo totalmente invisible, tendremos éxito en nuestra pesca.

El emerillón que une nuestro bajo de línea con el jigg, también debe ser muy resistente y lo mas pequeño posible.

tecnica-pesca-lubina-jigging

Los jiggs

Emplearemos jiggs de pequeño tamaño de entre 25 y 45 gramos de peso, y siempre que imiten en la mayor medida posible a un pez presa real.

Buscaremos reproducciones de pequeños jureles, boquerones, calamares, bogas etc. Escogeremos preferentemente los de colores más vivos y brillantes, siendo de menor efectividad los colores fluorescentes, y estridentes, tipo pistacho, rojos etc.

Desechemos también los jiggs de formas que no sean alargadas y estilizadas.

Al ser señuelos de pequeño tamaño los armaremos con poteras reforzadas, pero nunca inoxidables, ya que en el caso de rotura de línea, el anzuelo no se disolvería con la corrosión del agua salada, quedándose en la boca del pez durante muchos meses. Una buena opción son los de la marca Mustad, Vmc, Gamakatsu, o similares.

No es necesario poner “assist hock”, aunque si decidimos colocarlo, será siempre de pequeño tamaño, como máximo del 0 o 1para que sea lo menos visible posible.

Debemos tener en cuenta en el momento de adquirir los jiggs, que no necesariamente los mas caros siempre son los mejores. Existen en el mercado excelentes señuelos con imitaciones realistas y acabados perfectos, que muchas veces no sobrepasan los 6 €

Hay que ir a comprar jiggs sin prisas, dejándose orientar por el profesional que nos atienda, pero siempre siendo nosotros los que con nuestro instinto y experiencia, decidamos cuales vamos a adquirir.

Cómo pescarlas

Nos aproximaremos a la zona intentando hacer el mínimo ruido posible, motor casi al ralentí, y evitando alzar la voz demasiado, ni dar golpes en cubierta que puedan delatar nuestra presencia, ya que si la lubina nos oye, perderemos toda posibilidad de capturarla porque huirá o se esconderá en una cueva perdiendo así el elemento sorpresa imprescindible para su pesca.

Dejaremos caer nuestros jiggs al agua, y en el caso de pescar poco profundos evitaremos que el sol refleje nuestra sombra en el mar, ya que eso también las espantaría.

Una vez en el fondo, cerraremos el pick up y daremos un rápido cachete hacia arriba, ya que normalmente la lubina se abalanza sobre el jigg al tocar el fondo, si no se ha clavado entonces, seguiremos levantando a tirones el jigg, recogiendo línea, pero no muy rápido, manteniendo el máximo tiempo posible el jigg cerca del fondo, pero si dejarlo parado.

Es bastante común que la lubina pique al ver bajar el jigg.

Notaremos la picada al perder de repente la sensación de peso de nuestro jigg.

Deberemos actuar rápido un fuerte tirón para asegurar la clavada, ya que si el pez al engullir el engaño nota que no es natural, lo escupirá inmediatamente.

En el caso de no obtener picada, volveremos a dejar caer nuestro engaño, e iremos “rastreando” toda la piedra, ya que es posible que dependiendo de la corriente del fondo, la lubina se encuentre en uno, o en otro lado de la roca acechando a sus presas.

Si no nos pican en unos 10-15 minutos, cambiaremos de lugar haciendo el menor ruido posible y seguiremos intentándolo.

Una vez nos piquen, recogeremos sin prisas, pero manteniendo la tensión de la línea en todo momento.

No olvidemos regular el freno del carrete a un 60% aproximadamente del limite de resistencia de nuestra línea,(existen aparatos en el mercado para calcularlo) así evitaremos roturas innecesarias con la consiguiente perdida del pez y del jigg.

Cuando nuestra presa este en superficie, usaremos la sacadera para embarcarla, la cual será de grandes dimensiones para así facilitar el proceso.

Trucos

Cuando la lubina desconfíe de nuestros señuelos, y no quiera picar, una buena manera de provocarla es añadir a nuestras poteras unas “tiras” brillantes plateadas tal como muestra la foto, bastara para sujetarlas con unas gotas de pegamento liquido instantáneo.

También es muy efectivo en el momento de recoger el jigg, no hacerlo de manera continuada y en una sola dirección.

Excita sobremanera a las lubinas, un jigg de navegar errático, que ahora se detiene un segundo y ahora escapa rápidamente en diferentes direcciones imitando así a un pez presa herido e intentando escapar.

Tenemos que imaginar los movimientos que hacen nuestros señuelos cuando están pescando, una vez lo consigamos, nos será más fácil saber que debemos, y que no debemos hacer para que nuestro engaño nade de manera más creíble.

Practicarlo y notareis la diferencia.

Pesca responsable

Recordemos liberar las piezas de menor tamaño, así como las que estén a punto de desovar y las que no vayamos a consumir ese mismo día.

Así nos aseguraremos un día de éxito tras otro.

 

¿Quieres saber más sobre jigging?

Jigging para principiantes

Pesca serviolas tecnica jigging 1a parte

 

Comparte esta información

¿Te ha gustado el Post?

¿Quieres recibir un resumen semanal con nuestras últimas publicaciones?

 

One Response

  1. CARLOS

    junio 10, 2014 11:01 am, Responder

    soy jubilado de 72 años y salgo a navegar el mediterraneo con un pequeño catamaran
    de aproximadamente 5 nudos de velocidad y me gustaría saber como hacer para pescar curricando y que debo utilizar. Equipo completo lo mas barato posible. gracias

Deja un comentario

(*) Required, Your email will not be published