Cómo aprovechar al máximo una sonda de pesca

El mero hecho de disfrutar de un día de navegación ya es suficiente aliciente para hacernos a la mar, pero si además contamos con una buena sonda de pesca la jornada promete ser interesante. Las sondas de pesca se han convertido en los últimos años en compañeras inseparables para aprovechar al máximo un día de pesca. Conociendo su correcto uso y todas las opciones que nos ofrecen los diferentes modelos podemos aprovecharlas al máximo y sacarles todo el partido que ofrecen.

En el mercado hay multitud de sondas de pesca de decenas de marcas y modelos diferentes. Podemos encontrar diferentes tamaños de pantalla, en color, en blanco y negro, monofrecuencia, bifrecuencia, etcétera. Hoy nos vamos a fijar en las características que más se valoran en una sonda de pesca, lo que nos ayudará a escoger cuando vayamos a adquirir una nueva.

sonda-pesca-raymarine

Características principales de una sonda de pesca

La escala es uno de los aspectos importantes a definir. Este dato marca la profundidad del fondo marino, modificando la pantalla a medida que navegamos más o menos cerca de la costa y en atención al relieve. En lugares de poca profundidad y donde hay cambios de desnivel pueden llegar a ser desconcertantes los cambios en la pantalla, provocando que perdamos información, por lo que es mejor utilizar la mayor de la escalas posibles, ajustándola cuando estemos en el lugar seleccionado.

Una opción anexa a la escala y con que cuentan muchas sondas de pesca es el “zoom de fondo”. Se trata de eliminar la columna superior de agua, mostrando en la pantalla la franja de agua más próxima al fondo, donde se encuentran las especies bentónicas, exponiendo los desniveles y tipo de fondo.

Con la ganancia podemos diferenciar mejor las posibles capturas y la calidad del fondo. Cuanto mayor es la ganancia mejor se distingue en la pantalla los ecos de la sonda, pero una ganancia demasiado alta llena la pantalla de ruido saturando la información y siendo poco útil. Lo ideal es ajustar la ganancia hasta el mínimo nivel de ruido en pantalla.

sonda-pesca-lowrance

La frecuencia con que la sonda emite las ondas hacia el fondo depende de la velocidad, lo que se traduce en el tiempo que tarda la pantalla en refrescarse. Aquí es aconsejable utilizar un periodo medio o largo, de forma que dé tiempo de leer e interpretar la información.

Todos estos parámetros los podemos ajustar manualmente o escoger la opción de ajuste automático, con que cuentan muchos de los dispositivos actuales. Navegar en automático es mucho más cómodo, pero las necesidades y la personalización de los niveles hacen que el modo manual sea el preferido por los pescadores, adecuando las características a las zonas de pesca más habituales.

Lo que sí son muy útiles son las alarmas con que cuentan las sondas de pesca. No es cuestión de abusar, pero determinadas alarmas aportan seguridad y mejoran la navegación.

La alarma de poca profundidad, por ejemplo, es una de las fundamentales. No obstante, a la hora de programar hay que considerar que el emisor de la sonda suele estar situado en popa, por lo que la profundidad del fondo es la que hay entre la popa y el través del barco, siendo conveniente establecer un margen para no pinchar con la proa en fondos poco profundos. Además hay que tener claro si la sonda considera la profundidad desde la quilla o desde la línea de flotación (opción poco habitual). Ese metro o medio metro es la diferencia entre varar o no.

Las alarmas que avisan de la presencia de peces son otro cantar. Su uso durante la jornada de pesca puede ser aconsejable para detectar zonas de confluencia de peces, pero no es habitual tener activada la alarma de la sonda de pesca cuando se está en la faena, es una opción que distrae más que aporta información.

sonda-pesca-garmin

Por último escoger la frecuencia también nos puede ayudar a optimizar la pesca. Las frecuencias habituales en las sondas de pesca son las de haz estrecho (50 kHz) y las de haz ancho (200 kHz), existiendo la posibilidad de combinarlos en determinados modelos. Con la frecuencia en las sondas pasa como con las frecuencias de radiocomunicaciones utilizadas en el SMSSM: a mayor frecuencia menor profundidad. La frecuencia de 200 kHz se utiliza en fondos menores a 50 metros, mientras el haz estrecho se utiliza para fondos profundos.

Aprovechando estas características y experimentando con ellas podemos hacer de nuestra sonda de pesca un gran aliado para pasar una agradable jornada de pesca.

Comparte esta información

¿Te ha gustado el Post?

¿Quieres recibir un resumen semanal con nuestras últimas publicaciones?

 

One Response

Deja un comentario

(*) Required, Your email will not be published