TÉCNICA / PESCA DE LA LUBINA AL CURRICÁN CON SEÑUELOS ARTIFICIALES (parte II y final)

Esta es la segunda y última parte del primer post que hace referencia a la técnica de pesca de la lubina al curricán con señuelos artificiales. La parte I, para quienes no la hayáis visto, podéis encontrarla aquí.

CLIMATOLOGÍA

 Las condiciones idóneas para la pesca de este serranido, según mi experiencia personal, son las siguientes: Mar batida, viento (pero no en exceso) y días nublados (incluso con lluvia).

Con estos factores unidos, la lubina se muestra claramente menos desconfiada, y más predispuesta a tomar nuestros artificiales, siendo también más fácil obtener picadas de ejemplares de gran tamaño.

Cuando se nos arruina una salida de pesca a jigging o a fondo por la adversa climatología siempre nos queda el recurso de practicar la pesca de este fantástico pez.

 CAÑA Y CARRETE

 La caña a utilizar, será de aproximadamente 180 cms equipada con anillas reforzadas Sic o fuji de una acción aproximada de 16-20 libras. De esta manera aseguraremos la clavada al picar, ya que con una caña mas dura, el señuelo no tendrá una natación apropiada y, si es demasiado blanda, en el momento del ataque la caña se combará demasiado, dando la posibilidad al pez de escupir el artificial antes de clavarse los anzuelos y quedar prendido.

La caña deberá ser de una calidad media alta, ya que tentando a la lubina, fácilmente pueden picarnos depredadores de gran envergadura tales como serviolas o palometones.

El pez que nos ocupa, no es demasiado combativo, al margen de un par de carreras iniciales, y posiblemente alguna más al ver la embarcación. Siempre, por supuesto, dependiendo del tamaño del animal.

El carrete deberá ser de tambor vertical giratorio y del tamaño entre 6000-8000, con un buen freno progresivo.

Cargaremos la bobina con unos 250 metros de hilo trenzado tipo Dyneema de aproximadamente diámetro del 0,24 ó 0,26 y le uniremos mediante un nudo fuerte y seguro un bajo de línea de monofilamento de nylon no inferior a 25 mts, con un diámetro de alrededor del 0,35.

Sobre la cuestión de utilizar el bajo de línea de fluorocarbono o de nylon normal, es preferible utilizar el primero, ya que es prácticamente invisible, aunque con el inconveniente de no ser tan seguro en los nudos como el nylon convencional.

No olvidemos que hasta que aparecieron en el mercado estas nuevas líneas invisibles, pescábamos con las normales, y también conseguíamos engañar al pescado.

Al final del bajo de línea, y para sujetar el señuelo, usaremos un emerillón de pequeño tamaño, pero eso sí, de gran calidad, ya que sería una pena perder una buena pieza por un emerillón que se rompa por la tensión de una buena picada.

 EL SEÑUELO

 El dilema está servido: ¿Qué artificial utilizar y en qué condiciones usarlo?

La verdad es que el mito del señuelo perfecto es eso, un mito.

Ese rapala del que hemos comprado 10 ó 12 unidades porque ayer  funcionó de maravilla, resulta que nunca jamás ha funcionado o sólo en contadísimas ocasiones.

También es cierto que existen unos parámetros que, de cumplirlos, tendremos más posibilidades de éxito.

Diferenciaremos claramente 3 tipos de peces artificiales: flotantessuspendidos y sumergidos.

Los flotantes, como su nombre indica, los utilizaremos en  zonas de poca profundidad o de roquedales que emerjan a poca distancia de la superficie.

Los suspendidos nadan a un metro o metro y medio de profundidad, dependiendo de la velocidad de la embarcación.

Y por último, los sumergidos son los que por medio de un babero situado en la barbilla hacen bajar, dependiendo del modelo, a varios metros de profundidad.

Los colores, por norma deberán ser lo mas naturales posibles, imitando a la perfección los pececillos de los que se alimentan las lubinas.

Normalmente las imitaciones lo más realistas posibles de la caballa (de profundidad y de superficie) del boquerón,  la sardina y la juriola son los que más pescan.

Entre ellos están los Rapala Magnum, flotantes, Yo-Zuri pins minows, tobimaru etc.

Con aguas tomadas o a primera o última luz del día, podemos usar los colores blancos fluorescentes, tipo Yo-Zuri Magnet minow, blanco con los ojos rojos, es tremendamente eficaz también con el pescado azul en general.

La lubina es muy sensible a los sonidos, así que los artificiales que llevan en su interior pequeñas bolas metálicas que chocan entre sí les atraerán hacia el engaño.

También usaremos aguilones tipo raglout, plomados pescando a medias aguas, que imitan muy bien a los sonsos o los artificiales que simulan ser calamares, siempre que escojamos los de pequeño tamaño y colores similares a los naturales.

Las cucharillas ondulantes plateadas también son efectivas, siempre que las utilicemos a poca velocidad.

TRUCO:Una buena manera de tener un día de éxito es: una vez pescada una lubina de buen tamaño y que nos vayamos a quedar, examinar el interior de su estómago para ver qué ha estado comiendo y así cambiar nuestros cebos por los que más se asemejen a su comida en ese momento.

 ACCIÓN DE PESCA

 Dispondremos 2 ó 3 cañas dependiendo de la eslora del barco, y una vez comprobada la natación de los señuelos, largaremos líneas a diferentes distancias.

No olvidemos que la lubina es muy asustadiza, así que como mínimo deberemos dejar 70 mts de distancia de la popa de la embarcación para que no desconfíen al relacionar el ruido del motor con el paso de los engaños.

Una buena distribución sería 70-90 y 110 mts.

Si no obtuviéramos picada en varias pasadas, hay varios trucos para incitar al pescado como dar pequeños acelerones con el motor o también muy efectivo es calcular cuándo los artificiales están a punto de pasar por la zona “caliente” y, en ese instante, parar la embarcación y recoger a mano las cañas. Está comprobado que al imprimirle de golpe una velocidad distinta a la habitual al señuelo, en innumerables ocasiones transforma una jornada mediocre, en un día inolvidable.

Por último, sería aconsejable anotar cada salida en un diario de pesca: día del año, condiciones del mar, climatológicas, capturas etc. Sin duda nos resultará de gran ayuda en posteriores jornadas.

Hasta mi próximo post…¡buena suerte y buena pesca!

Comparte esta información

¿Te ha gustado el Post?

¿Quieres recibir un resumen semanal con nuestras últimas publicaciones?

 

Deja un comentario

(*) Required, Your email will not be published