Principales nudos marineros

Muchos marineros cuando desembarcan enseñan a sus familiares y amigos a hacer nudos marinos. No en vano los nudos están muy presentes en las labores marineras. Es muy importante saber hacerlos correctamente y saber qué nudo hacer en cada situación. Cada nudo cumple un propósito, un fin. Los nudos aportan seguridad y ayudan a prevenir accidentes en los barcos; pueden llegar a ser la diferencia entre la vida y la muerte.

el nudo marinero

Los cuadros con nudos marineros abundan en tabernas y negocios que pretenden rememorar el ambiente náutico. De hecho, se venden enmarcados como objetos de decoración, y es que los nudos marineros son elegantes y distinguidos, a la vez que muy prácticos; por lo que su uso ha trascendido las fronteras marítimas.

Un nudo es una unión que se realiza entre dos cabos, un mismo cabo o un objeto y un cabo. Existen muchos nudos agrupados en usos concretos: gazas, vueltas, nudos fijos, deslizantes, uniones… Nudos que se utilizan en muchas ocasiones además de las labores marineras.

Los factores que se consideran a la hora de decidir hacer un nudo u otro son la resistencia relativa, la rapidez, la facilidad para hacerlo y deshacerlo, el tamaño y la seguridad.

As de guía

El as de guía es uno de los nudos más usuales en la mar. Pertenece al grupo de las gazas. Son nudos que forman una anilla o bucle con el chicote del cabo. Las gazas son fijas, por lo que un nudo corredizo, aunque es similar, no pertenece a este grupo. Las gazas se hacen independientes del objeto a la que vayan estar unidas, aunque hay versiones que lo incluyen.

El as de guía es un nudo indispensable en la mar. Se utiliza para sujetar el cabo a algún otro objeto o cabo a fin de mover aparejos, izar cargas, engarzar, unir… Es un nudo sencillo y fuerte que se puede deshacer con facilidad, incluso estando el cabo en firme. No obstante, no es útil en cabos rígidos porque suele aflojarse.

Para hacer un as de guía se hace un bucle en el firme del cabo, se pasa el chicote por él, rodeando el firme y se vuelve a pasar el chicote por el interior del bucle. Para mayor seguridad, especialmente si el cabo no va a trabajar, se puede hacer un medio cote con el chicote sobrante.

Ballestrinque

El ballestrinque es un nudo del grupo de vueltas. Se suele utilizar para hacer firme un cabo a una barra o un poste. En náutica recreativa se utiliza para amarrar las defensas a los pasamanos de los barcos, entre otras funciones.

El ballestrinque es muy sencillo de hacer, de hecho, con un poco de destreza se puede realizar con una sola mano; lo que es muy útil cuando se está en una situación apurada. De aquí le viene su otro nombre: nudo de barquero; ya que es el nudo que hacen los barqueros para amarrar su bote al muelle con una sola mano mientras con la otra gobiernan.

El ballestrinque no es seguro para esfuerzos intermitentes. Para esas ocasiones es mejor asegurarlo con dos medios cotes o con un nudo de tope. Se hace rodeando la barra con el chicote y atrapando este con la vuelta anterior.

Nudo en ocho

A este nudo su nombre le viene dado por su similitud con el octavo número. Aunque tiene otros nombres: doble nudo, lasca, Flemish y Savoy. Es un nudo de tope muy importante en la mar. Se suele emplear en aparejos.

Para elaborar el nudo de ocho se toma el chicote y se pasa por debajo del firme y de nuevo por el buque que se ha formado. Si no parece un ocho es que está mal hecho. Es un nudo muy sencillo que se puede hacer con una mano si se tiene destreza.

Margarita

El margarita es uno de los nudos más vistosos. Un nudo marinero por excelencia. Se utiliza para un fin concreto: acortar o reforzar un cabo. Este nudo se hace sobre el firme del cabo, sin intervención del chicote. Es muy sencillo de entrelazar y se deshace con facilidad, al tiempo que aporta mucha seguridad, especialmente cuando está trabajando. No obstante, el margarita es un nudo temporal. Una solución de urgencia hasta que se sustituye el cabo dañado.

El margarita es un nudo que se puede complicar, pudiendo presentar su versión simple de tres vueltas o incorporar más vueltas. El margarita de cinco vueltas se suele utilizar para acortar un cabo sin necesidad de cortarlo.

Cuando se utiliza para reforzar un cabo dañado hay que asegurarse de que el trozo debilitado queda en el centro de las dos vueltas que lo refuerzan. Este nudo también se utiliza en maniobras de jarcia, para acortar vientos, remolques y para eliminar cabos en banda.

Comparte esta información

¿Te ha gustado el Post?

¿Quieres recibir un resumen semanal con nuestras últimas publicaciones?

 

Deja un comentario

(*) Required, Your email will not be published