Nudos marineros paso a paso: conceptos básicos

Queda muy decorativo tener un cuadro con una docena de nudos marineros en la pared del salón, pero los nudos marineros, más allá de su faceta decorativa, forman parte de la seguridad en la navegación. Por eso saber hacer nudos de forma ágil y precisa es fundamental para todo marino. Una destreza que se va desarrollando con la práctica, hasta que se hacen sin mirar, de forma automática.

Antes de empezar hay que señalar una característica que marca la diferencia entre un nudo marinero y otro que no lo es: un nudo marinero se puede deshacer con facilidad. Esto no quiere decir que el nudo se deshaga solo (aunque hay algunos que si no tienen tensión pierden su función), lo que supone es que el nudo es seguro cuando trabaja en firme, pero también da la seguridad de deshacerlo con facilidad ante una emergencia.

el nudo marinero

Escoger el tipo de cabo

Lo primero es partir de una realidad: en los barcos no hay cuerdas, hay cabos. Los cabos cumplen multitud de funciones. Sirven para amarrar el buque, facilitar las maniobras de atraque y desatraque, aparejos, afirmar objetos, dar remolque… Y cada tipo de cabo es útil para cumplir algunas de esas funciones.

Básicamente podemos diferenciar cuatro tipos de cabos según su composición: fibras naturales, nylon, poliéster y polipropileno. Las fibras naturales se han utilizado durante milenios para hacer nudos marineros. Ofrecen resistencia y sujeción, sin embargo se deterioran, dilatan, empapan y pierden sus facultades óptimas de trabajo. Como contraprestación tenemos las fibras sintéticas, más económicas y adecuadas a cada tipo de trabajo a bordo (y de colores, muy útiles en los veleros).

El nylon es un material resistente, tanto a las inclemencias como al roce, aunque se hunde si cae al agua. El poliéster es menos resistente, pero más económico, y el polipropileno es el que menos esfuerzos soporta, pero flota.

Cada uno de estos tipos de cabos es útil para una labor, siendo posible realizar nudos marineros con cualquiera de ellos. Aunque es recomendable utilizarlos en sus campos de trabajo óptimos:

  • Nylon: Utilería general, anclaje, amarres, remolques y pesca.
  • Poliéster: Anclaje, amarres y aparejos.
  • Polipropileno: Amarres y remolques.

Fabricación de los cabos

Dependiendo del material utilizado para fabricar el cabo su constitución será una u otra. Los cabos de fibras naturales se realizan con fibras que se entrelazan y unen para constituir filásticas, que a su vez se entrelazan formando cordones, unidades básicas para hacer los cabos. Según la finalidad del cabo tendrá un mayor o menor número de cordones, incrementando la mena (medida del cabo tomada de su perímetro) y la resistencia a la rotura (la resistencia a la rotura es proporcional al cuadrado de la mena).

El hecho de fabricar los cabos torciendo sus partes constituyentes sobre sí y sobre el resto del conjunto consigue un efecto muelle que aporta fuerza y resistencia. Para que el cabo no se tome vueltas y cocas motivadas por el efecto de la torsión, cada elemento se gira en sentido contrario a su elemento inferior (fibras en sentido dextrógiro, filástica en sentido levógiro…).

En atención a la mena de los cabos estos reciben un nombre y tienen una utilidad:

  • Menos de 1 centímetro de mena: hilo de vela, merlín, pirola.
  • Entre 1 y 10 centímetros: beta.
  • Entre 10 y 30 centímetros: estacha.
  • Más de 30 centímetros: calabrote.

En la fabricación de algunos cabos, especialmente en los de fibras sintéticas, se incluye un pequeño cabo central sobre el que se enrollan el resto de elementos. Es lo que se conoce como alma de un cabo.

Partes del cabo

Una vez que hemos escogido el cabo para realizar nuestros nudos marineros hay que diferenciar en qué partes se divide y el nombre que recibe cada cuál, a fin de seguir una literatura técnico marinera cuando describamos cada nudo.

Partes de un cabo Academia náutica Marinos

  • Seno: parte del cabo situado entre dos extremos y que se encuentra sin tensión, no trabaja.
  • Firme: parte del cabo sobre la que trabaja el chicote. Recibe su nombre de la acción de trabajo que realiza el cabo, por ser la porción que se hace firme o está en tensión.
  • Chicote: como se conoce a cada extremo libre de un cabo. Se emplea para tomar vueltas, hacer firme o hacer nudos marineros.

Próximamente: Nudos marineros paso a paso: ballestrinque, nudo llano y as de guía.

Comparte esta información

¿Te ha gustado el Post?

¿Quieres recibir un resumen semanal con nuestras últimas publicaciones?

 

4 Responses

Deja un comentario

(*) Required, Your email will not be published