Nociones básicas de la navegación a vela

La evolución de la navegación a vela ha venido marcada por el afán del ser humano de llegar cada vez más lejos. Las embarcaciones de vela de hoy en día distan mucho de las primitivas barcas con las que los aventureros se hacían a la mar. El cambio más importante fue la incorporación del aparejo marconi, hace aproximadamente tres siglos. Que aunque lleva el nombre del inventor italiano no está en su nómina.

mundial 420 italia
La vela bermudiana, por ser originaria de las bermudas, y el aparejo marconi, imitación de las jarcias al modo en que Marconi instalaba sus antenas de radio, supusieron una evolución importante en la navegación. Con este tipo de velas se puede navegar teniendo en viento en cualquier marcación, salvo por proa, lo que da versatilidad al barco y eficacia a la navegación.

Relación entre el rumbo y el viento

El aparejo marconi, el más habitual en los veleros actuales, permite navegar recibiendo el viento por cualquier marcación del horizonte, a excepción de las comprendidas entre 35º a babor y 35º a estribor. Es decir, cuando el viento ataca por la proa.
Cuando el viento entra por la amura (entre 35º y 45º) se navega de ceñida, ciñendo el viento. Si entra con una marcación de 90º, entonces se navega de través. Mientras que si el viento nos llega por la aleta estaremos navegando a un largo. Y por último un viento que nos empuje por popa nos hace navegar en popa cerrada.
Para conseguir estos rumbos y que el viento nos llegue con la marcación más conveniente se deben realizar dos acciones: orzar cuando se quiere llevar la proa hacia el viento y arribar cuando se pretende lo contrario, separar la proa del viento.
El mejor rumbo para navegar con un velero de aparejo marconi es a un largo. Cuando el viento incide sobre las velas crea dos fuerzas. Una realiza un empuje lateral, escora la embarcación, y la otra realiza un empuje hacia avante, da propulsión. Cuando se navega por un largo la vela se hincha más, se llena más de viento. Cuanto mayor sea la bolsa de aire que contenga la vela mayor será el empuje hacia avante y por tanto mayor la velocidad del barco.

Maniobras para cambiar de rumbo

En un velero a la hora de cambiar de rumbo debemos tener en cuenta un par de consideraciones. Se puede cambiar de rumbo manteniendo el viento por la misma banda. Es decir, pasar de navegar por un largo a navegar de ceñida. En este caso bastará con orzar o arribar dependiendo de si buscamos o no el viento.
Cuando se caza la mayor el barco tiende a ceñir, a aproarse al viento. Mientras que si se lasca el barco tenderá a abatir y la proa se alejará del viento. Pero en ocasiones el cambio de rumbo precisa cambiar el viento de banda.
Para cambiar el costado por donde se recibe el viento se puede hacer una virada por avante o una trasluchada, virada por redondo.

Virada por avante

Si se opta por virar por avante, cambiar el viento de costado pasándolo por la proa, lo primero que se debe hacer es ceñir el barco al viento. Una vez que el viento entra por la amura hay que ganar velocidad, puesto que la efectividad de esta maniobra dependerá de la arrancada con la que la efectuemos. En el momento en que tenemos una velocidad suficiente se pone rumbo al viento, momento en que la vela flameará. Un golpe de timón de 90º nos ayudará a aprovechar la arrancada para cambiar el viento de banda, al tiempo que se caza la génova a la banda de sotavento.
Esta es la maniobra más segura, pero necesita que el barco tenga cierta arrancada para realizarla.

Virar por redondo

La otra opción para cambiar la banda de barlovento es virar por redondo o trasluchar. En este caso se arriba hasta que el viento entra por la aleta. Se asegura la botavara a la vía y se cambia el rumbo 90º, pasando el viento por la popa.
La dificultad de esta maniobra está en que puede ser muy violenta, especialmente el movimiento de la botavara al cambiar de banda el viento. Aunque es bastante aconsejable si hay poco viento y no se puede tomar arrancada para hacer una virada por avante.

Comparte esta información

¿Te ha gustado el Post?

¿Quieres recibir un resumen semanal con nuestras últimas publicaciones?

 

One Response

Deja un comentario

(*) Required, Your email will not be published