Naufragio del “Safran”. Estabilidad en pesqueros.

Los cuatro supervivientes del naufragio del pesquero gallego “Safran”, hundido en la noche del pasado sábado, han confirmado que el volantero con base en Celeiro se fue a pique, escorando hasta volcar de forma muy rápida, dejando en emersión sólo la proa. La tragedia ha dejado dos tripulantes desaparecidos.

La noticia incide en la importancia de los estudios de estabilidad requeridos por normativa en este tipo de embarcaciones pesqueras pertenecientes a la lista 3ª.

HUNDIMIENTO

Hundimiento rápido.

La versión oficial no aclara qué ocurrió con precisión. Las dificultades en la recuperación del barco derivadas del hecho de que se hundiera en una zona marítima equidistante de San Sebastián y Bayona (zona VIIIB del Golfo de Vizcaya) con profundidades entre 200 y 400 m va a ayudar poco al estudio de las causas del accidente marítimo.

El coordinador del rescate, el Centro de Vigilancia y Salvamento de Etel (Francia) ha decidido suspender el rastreo de búsqueda de desaparecidos, casi con total seguridad atrapados dentro del barco.

Tras el embarque en la balsa salvavidas liberada durante el naufragio, el patrón y tripulantes del pesquero fueron rescatados por otro pesquero gallego tras emisión de un SOS por VHF.

BALSA SALVAVIDAS

Normativa de estabilidad.

La flota pesquera española de la llamada lista 3ª se compone de más de 10.000 embarcaciones embarcando a más de 40.000 profesionales de la mar.

Las normas aplicables para el equipamiento y la construcción embarcaciones pesqueras de eslora inferior de 24 m fueron consolidadas en el Real Decreto 543/2007 del 27 de Abril manteniendo una clasificación, que las divide en tres grupos: pesca local, pesca litoral y pesca de altura o gran altura.

CURVA DE ESTABILIDAD

Además de los criterios normativos que se imponen a las características de las “Curvas de Estabilidad” que los pesqueros deben poseer, se explicita un Francobordo mínimo tabular.

Para las nuevas construcciones y embarcaciones reformadas con esloras inferiores a los 12 m, se introduce por primera vez la posibilidad de la aplicación de los criterios ISO de embarcaciones de recreo sustituyendo la antigua orden ministerial de 1964.

safran

Operación del buque. Instante crítico en la maniobra.

Desde el punto de vista de las formas de la obra viva, los pesqueros son unas embarcaciones que abarcan gran dispersión de formas en función de las técnicas pesqueras embarcadas y del tamaño del buque

La mayores precauciones de medidas de seguridad a bordo deben tomarse cuando ya se ha embarcado la carga pescada en cubierta, hay maquinaria operando en ella y todavía las bodegas se encuentran vacías.

PESQUEROS FORMAS

Extremar ciertas precauciones.

En ese momento, desde el punto de vista de estabilidad, deben extremarse las siguientes medidas de seguridad:

  • Evitar excesivos trimados de popa.
  • Evitar rumbos de “following seas”.
  • Comprobación de cierre de las escotillas.
  • Comprobación de que los imbornales están abiertos para permitir drenar el agua embarcada durante la maniobra de cobro de artes de pesca.
  • Comprobación de que no haya riesgo de corrimiento incontrolado de carga en cubierta y minimizar el tiempo de estancia, trasladando la pesca a las bodegas inferiores.
  • Evitar los momentos de escora cuando se cobran las redes.

 

Comparte esta información

¿Te ha gustado el Post?

¿Quieres recibir un resumen semanal con nuestras últimas publicaciones?

 

Deja un comentario

(*) Required, Your email will not be published