Cuánto miden las olas

Las portadas de los informativos se llenan de imágenes con enormes olas golpeando el litoral, algunas superando en altura a los aguerridos faros de la ribera. El espectáculo natural es consecuencia de grandes tormentas en las que influyen varios factores, dando como resultado enormes olas, que implican poner en prácticas las técnicas para navegar con mal tiempo. Pero ¿cuánto puede medir una ola?

llegando-puerto

Desde 1995 se vienen instalando, por parte de un organismo dependiente de Puertos del Estado, una serie de boyas para medir el oleaje en torno a la ribera de la Península Ibérica. Una acción que también se desempeña en otros países del entorno y del otro lado del Atlántico. Con los datos que reportan las boyas se elaboran predicciones sobre oleaje, en consonancia con los datos aportados por la Agencia Estatal de Meteorología.

La ola más grande

Las boyas oceanográficas de Estaca de Bares y Cabo Silleiro, ambas frente a la costa de Galicia, destacan como las más populares en los informativos. No por casualidad al contorno costero gallego se le llama la Costa de la Muerte. En este tramo la altura de las olas toma cotas importantes, dada que recoge los efectos de los temporales situados en la franja ciclónica del Atlántico Norte.

En los datos analizados desde 1996, cuando comienza la serie histórica, a 2012, año en que se ha emitido el último informe, el temporal más fuerte y con olas más altas batieron Galicia en enero de 2009. En concreto entre el 23 y 24 de enero de aquel año se llegaron a medir olas de 20,6 metros de altura máxima, en la boya de Estaca de Bares, la más septentrional del país. Con una altura significativa de 12,9 metros. Aquel temporal, como la mayoría de los que azotan a la costa gallega, produjo un fuerte oleaje proceden el NW.

Sin embargo, este año se ha batido un récord. Uno de los últimos temporales que ha golpeado a la costa norte de la península ha aportado un valor histórico en una de las boyas, la de Cabo Silleiro, situada frente a la Ría de Pontevedra. Donde se ha establecido una altura máxima de ola de 11,5 metros, desde la base a la cresta. Aunque las mediciones apuntan a olas de 20 metros, incluso. Entonces ¿por qué hay esta diferencia entre 11,5 y 20 metros? ¿Cuál es el dato real? Para dar respuesta a esta cuestión hay que conocer un poco más sobre el sistema de medición del oleaje mediante boyas.

Cómo se miden las olas

Boya oceanográfica. Fuente: www.marinedataservice.com

En la costa española, la incidencia de los mayores temporales tiene lugar en la costa de Galicia. Habiendo constancia estadística de que la mayoría siguen una trayectoria desde el noroeste, con origen en el Atlántico Norte. Se da la circunstancia que la virulencia de las borrascas cuenta con un amplio espacio de mar, fetch, hasta llegar a tierra. Por lo que el viento, en interacción con la superficie del mar, da lugar a la formación de grandes olas. Que, no obstante, llegan envejecidas a la costa. Por eso en esta zona del litoral se encuentran las boyas de medición del oleaje que reportan los datos más elevados.

Las boyas oceanográficas se ocupan de detectar la altura de las olas y la dirección de la que proceden. Con estos y otros datos aportados por los satélites, se pueden realizar predicciones sobre el compartimiento del mar. Pero las boyas no realizan las mediciones continuamente, sino que cada hora se activan durante un periodo que suele comprender unos 20 minutos. Durante este transcurso la boya mide cuánto se eleva y desciende al paso de las olas, aportando los datos característicos para el periodo: altura significante (Hs), altura máxima (Hmx), periodo de pico (Tp), dirección (Dir)… Datos que se remiten a las estaciones costeras y son analizados por los oceanógrafos, obteniéndose las predicciones sobre oleaje.

Aunque la boya de Cabo Silleiro ha llegado a medir olas de 20 metros, el dato que se recoge como relevante es 11,5 metros, que es el que establece el récord para esa boya. Esto es porque no todas las olas miden lo mismo, sino que hay algunas que las circunstancias las hacen exceder de la media. Para establecer el valor medio se toma la altura significante de la ola (Hs). Este dato se calcula tomando la altura media del tercio más alto del oleaje. Es decir, se consideran todas las olas cuyas alturas se sitúan entre el 66 % y el 100 % de la ola más alta. Y con todos esos valores se halla la media aritmética. Lo que da lugar a que el récord se establezca en 11,5 metros (el valor medio del tercio superior del oleaje), mientras las olas más altas superan con mucho la cantidad.

Esta información ayuda a que los patrones de los veleros decidan la derrota óptima, aprovechando al máximo el viento y gobernando el barco sin poner en peligro a la tripulación, ni la nave.

 

Comparte esta información

¿Te ha gustado el Post?

¿Quieres recibir un resumen semanal con nuestras últimas publicaciones?

 

One Response

Deja un comentario

(*) Required, Your email will not be published