2015 comienza con varios accidentes marítimos y decenas de desaparecidos en la mar

Parece que de poco sirve que nos andemos felicitando el año pretendiendo que los deseos de salud y fortuna se hagan realidad. Recien estrenado 2015 tenemos que sumar al incendio del Norman Atlantic (13 fallecidos) varios accidentes marítimos, que suman 27 desaparecidos, además del continuo drama de las pateras que procuran llegar a las costas y cuyos ocupantes en demasiadas ocasiones perecen entre las aguas.

Norman Atlantic

Al incendio y pérdida del Norman Atlantic en el día de los Santos Inocentes dedicamos una reflexión hace unos días. Por ahora poco más se sabe. Las cubiertas aún están calientes y los investigadores se mantienen a la espera para poder acceder al barco y establecer las causas del siniestro. Una tragedia que se cobró la vida de 11 pasajeros y dos tripulantes de uno de los remolcadores que salió al auxilio del buque italiano.

norman atlantic 3

Jupiter

El granelero Jupiter partió del puerto de Kuantan (Malasia) el 30 de diciembre de 2014. En sus bodegas cargaba 46400 toneladas métricas de bauxita, un mineral del que se extrae aluminio. Cuando tenía por el través la ciudad vietnamita de Ho Chi, a 150 millas náuticas de costa, emitió un mensaje de socorro. Nada más se supo del barco.

Unas horas después, en pleno operativo de búsqueda, un portacontenedores localizó balsas y botes salvavidas vacíos, pero ni rastro de sus tripulantes. Por suerte uno de los remolcadores que participaban en la operación localizó al cocinero que confirmó la pérdida total del barco bajo las aguas del océano Índico.

Se desconocen las causas del hundimiento y no se podrá realizar investigación alguna, dado que tampoco se sabe con exactitud dónde descansa el barco y esta es una zona de grandes fosas. Sí se sospecha, por experiencias y accidentes anteriores, que la carga de bauxita podría haberse licuado por la presencia de humedad.

Este mineral de aluminio se cataloga según los países y las compañías P&I como “grupo A” o “grupo C”, con grandes diferencias en las medidas de seguridad durante el transporte marítimo. Una determinada proporción de humedad en la carga puede producir que el mineral se licue, formando una sustancia espesa y comprometiendo seriamente la estabilidad del barco.

Se dan por fallecidos el resto de los 18 tripulantes del barco.

Cemfjord

Se desconoce cuándo comenzó a hundirse el cementero Cemfjord. Las autoridades inglesas, responsables de la seguridad marítima en la costa norte de Escocia, supieron del hundimiento cuando un ferry de pasajeros alertó de que la proa del barco salía del agua. Una inquietante imagen que hacía predecir lo peor.

A bordo iban 8 tripulantes que se dan por fallecidos, después de que los medios de salvamento intentaran remolcar el barco que finalmente se hundió a 68 metros de profundidad.

Las causas de la pérdida no se han podido esclarecer, y las autoridades británicas han renunciado a gastar dinero en investigar los hechos. Sí se conocen los informes de los inspectores que estuvieron en el barco en los últimos meses. Según parece fallaban las bombas de achique, por lo que es de achacar la pérdida a algún fallo mecánico del viejo buque.

Hoegh Osaka

Diferente suerte corrieron los 25 tripulantes del cochero Hoegh Osaka. El barco quedó varado y tumbado sobre su costado de estribor cuando salía del puerto de Southampton. De hecho, llevaba práctico a bordo en el momento del incidente. Según parece fue una varada voluntaria, aunque el capitán y el “pilot” no han soltado prenda, o al menos no ha trascendido.

Se han iniciado las tareas de reflotamiento (varó con pleamar) y se espera que pueda volver a entrar en línea próximamente, dado que no se esperan daños en la estructura. El tenedero donde fue a varar es de arena fina.

Accidentes de última hora

No acaba aquí la cosa. En Canarias, frente al Castillo de san Cristóbal de Las Palmas, el pesquero chino Lian Rum se fue a las piedras sin que haya que lamentar pérdidas humanas. Un helicóptero de Salvamento Marítimo rescató a sus 7 tripulantes.

En Costa Rica, sin embargo, sí hay que lamentar la muerte de 3 pasajeros de un ferry que zozobró el día 8 de enero. No han trascendido las causas, pero según la compañía el barco se dedicaba a llevar turistas a Isla Tortuga desde Playa Herradura varias veces al día.

Esperemos que lo que queda de año no tengamos que lamentar más pérdidas en la mar.

Comparte esta información

¿Te ha gustado el Post?

¿Quieres recibir un resumen semanal con nuestras últimas publicaciones?

 

Deja un comentario

(*) Required, Your email will not be published