200 millas en 24 horas, el desafío de la regata del CN Altea

En 30 años de regatas se tiene ocasión de vivir infinidad de experiencias. Eso es lo que quiere celebrar el Club Náutico de Altea con la Trigésima edición de la Regata 200 millas A2. Una de las pruebas náuticas veteranas en el calendario regatero de la Comunidad Valenciana, que este año es aún más especial y singular si cabe.

30 EDICIOn web

Desafío 24 horas

La edición de 2016 de la Regata 200 millas A2 se celebrará en los días 4, 5 y 6 de marzo. Al mediodía del día 4 está prevista la salida rumbo a Ibiza. Este año la organización ha lanzado el “Desafío 24 horas”, que insta a los participantes a batir el actual récord bajando de las 25 horas en que está la marca de la regata.

Casi tantas personas como millas tienen por delante los participantes en la prueba estuvieron presentes en la presentación de la regata. El Palau Altea, de la localidad alicantina, fue el escenario donde regatistas, miembros del Club y de la representantes de las instituciones del Estado estuvieron presentes para dar el pistoletazo de salida a los preparativos y actos previos de la regata.

La aventura marinera es especialmente dura en esta regata de altura que tiene como protagonista a las aguas entre la costa de Levante y la isla balear de Ibiza. Varios de los participantes en ediciones anteriores de la prueba así lo constataron en la jornada de presentación. Acto que sirvió de homenaje y reconocimiento de la labor detrás de cada una de las ediciones de la Regata de las 200 millas del Club Náutico de Altea.

Pepe Ribes, veterano regatista, experimentado en regatas de altura de gran prestigio, apuntó sobre la idoneidad de una regata que sirve de empujón para que muchos aficionados a la vela den el paso a las regatas de altura. Dentro de una organización en la que se implica incluso Salvamento Marítimo.

200 millas a2

Nuevas clases

Coincidiendo con la 30ª Regata 200 millas A2, la organización -encarnada en el Club Náutico de Altea-, anunció la incorporación de las clases 40.7 y Mini Serie a la tradicional prueba. A lo que se suma el mencionado desafío de las 24 horas.

La ruta permanece invariable un año más. Los barcos de crucero deberán partir al mediodía del 4 de marzo del puerto náutico de Altea, teniendo punto de recalada Ibiza, para volver al puerto valenciano en el menor tiempo posible.

La organización ha previsto una única categoría varios premios, que a semejanza de las antiguas pruebas de mar, se pagará en lingotes de plata. Los tres primeros clasificados se irán a su casa con lingotes de entre un kilo y un cuarto de kilo. Así mismo se entregará, como novedad, un trofeo al primer club y el trofeo de la RFEV, otorgado al campeón nacional de la clase Crucero A2.

Toda la información y seguimiento de la prueba en la página web del Club Náutico de Altea.

Comparte esta información

¿Te ha gustado el Post?

¿Quieres recibir un resumen semanal con nuestras últimas publicaciones?

 

Deja un comentario

(*) Required, Your email will not be published