Últimos preparativos para el crucero de verano

Preparar el dinghy, cargar el ancla pesada y poner las velas de crucero son algunas de las tareas que hay que llevar a cabo para preparar el barco para las vacaciones veraniegas. Tanto si nos vamos de crucero con la familia como si lo hacemos con los amigos, la prioridad será siempre la seguridad a bordo.

preparativos-crucero

El elemento más importante para el crucero de verano es, seguramente, el ancla. Claro que durante todo el año hemos tenido a bordo un ancla, pero seguramente, y sobre todo si hemos hecho regatas, ha sido una de respeto, una que nos pueda sacar de algún apuro temporal pero más bien ligera y manejable. Es el momento de cambiarla por una adecuada a las necesidades y dimensiones de nuestro velero, y especialmente si nos planteamos pasar la noche fondeados en alguna cala. Porque no es lo mismo tirar el hierro para un bañito corto que para pasar toda la noche, al menos si queremos dormir tranquilos.

Por otra parte, hay que recordar que tanto o más importante que el áncora es la cadena. Tiene que ser de las dimensiones adecuadas, y sobre todo tenemos que contar con los metros suficientes. Conviene marcarla cada cinco metros –al menos-, con una mancha de pintura de color, para saber cuánta cadena hemos soltado. Echaremos de tres a cinco veces la profundidad donde estemos anclando.

Si tenemos molinete de ancla, no está de más hacer una salida para probarlo y comprobar que todo funciona bien.

Otro de los elementos que en un crucero cobra especial protagonismo es el dingly. La neumática auxiliar seguramente habrá estado durante todo el año en un rincón del pañol. Es hora de sacarla e hincharla. Aprovecharemos para lavarla y la dejamos en el pantalán durante una noche o todo un día, para comprobar que está en buen estado y que no pierde aire.

El motor fueraborda también habrá que probarlo, y recordaremos cargar con el combustible pertinente. Los remos también son indispensables, nos pueden sacar de más de un apuro, y a veces es más cómodo remar un poco que instalar el motor en la neumática.

En el capítulo de velas, dejaremos las de regata bien plegadas y estibadas en el pañol, a ser posible tras una buena limpieza. Montaremos las de crucero, y en caso de tener enrollador habrá que probarlo una vez hayamos montado las velas.

Por supuesto, revisaremos que tenemos en regla todo el material de seguridad. Si navegamos de la península a Baleares, por ejemplo, recordaremos disponer del equipamiento de seguridad necesario, y comprobaremos las fechas de caducidad.

Cargar las baterías y llenar los depósitos de agua y de combustible serán otras de las tareas en nuestra lista antes de largar amarras. Es recomendable asimismo llevar a bordo una garrafa de combustible extra, para cualquier emergencia.

Además, no está de más hacer una buena limpieza de la cubierta y la cabina antes de salir. Es una de las formas de comprobar que todo está en orden, porque mientras limpiamos podemos ir revisando todo el material.

Comparte esta información

¿Te ha gustado el Post?

¿Quieres recibir un resumen semanal con nuestras últimas publicaciones?

 

Deja un comentario

(*) Required, Your email will not be published