¡Sécurité! Contenedor a la deriva

Cada año más de 120 millones de contenedores viajan por mar en lo que supone un negocio que arroja beneficios de 4 billones de dólares. La estiba y sujeción adecuada de los contenedores es una cuestión fundamental para la seguridad del tráfico marítimo, el propio buque, su carga y lo más importante: su tripulación. Sin embargo, algo falla cuando un contenedor cae al agua, lo que ocurre más veces de lo deseado, causando un grave peligro para la navegación, especialmente para las embarcaciones de recreo de casco ligero que pueden llegar a perderse si chocan contra uno de estos “Objetos navegantes no identificados”.

Cuántos contenedores se pierden en la mar

Las autoridades marítimas internacionales vienen intentando en los últimos años poner cifra a la pregunta de cuántos contenedores se pierden cada año en la mar, para atajar un problema acuciante en la seguridad marítima, que además conlleva graves pérdidas económicas.

Para comenzar el estudio se viene realizando una serie de encuestas entre los navieros que portan mercancías en contenedores, arrojando datos como que la media de contenedores arrojados al mar alcanza las 10000 unidades cada año, un dato que la OMI ha tomado como bueno a pesar de no poder verificarlo. Para lograr más exactitud el Consejo mundial de transporte marítimo, WSC, ha realizado un estudio más pormenorizado.

Las cifras llegan a ser alarmantes. Según la WSC, cada accidente marítimo en el que se ve comprometida la estabilidad de un buque portacontenedor puede llegar a arrojar al mar un mínimo de 50 contenedores. No obstante, el dato es mucho menor que el aceptado por la OMI. La WSC estima que al año se pierden 2600 contenedores de media, siendo los más peligrosos para la navegación los que están llenos, porque suelen quedar semisumergidos o flotando entre aguas, dando ocasión a que pase desapercibido para el radar y provocar una importante vía de agua en cascos de fibra, cuando no la pérdida completa del buque, sin dejar mucho tiempo a sus tripulantes a organizar una evacuación.

El barco que más contenedores ha perdido

El ranquin de los barcos que más contenedores han perdido en un solo accidente lo encabeza el MV Rena, que en 2011, frente a las costas de Nueva Zelanda, llegó a arrojar al mar 900 contenedores. Creando una situación de alerta en una zona de navegación muy concurrida.

MV Rena NZ

Por qué terminan los contenedores en la mar

Se pueden determinar tres causas fundamentales que hace que el área de las rutas marítimas transitadas por los gigantes de mar sea más propensa a tener contenedores a la deriva. La principal causa es involuntaria, aunque siempre se esconde una imprudencia detrás. Un fuerte temporal y una estiba mal ejecutada y un trincaje mal realizado son los ingredientes principales para que acaben en el agua. Por otra parte y siguiendo con el estado de la mar, la falta de estabilidad y la incorrecta estiba también puede provocar la pérdida. Y como última causa está el abandono voluntario de contenedores. Esta es una práctica conocida en el Derecho marítimo como “Avería gruesa”. Una potestad que tiene el capitán del buque de deshacerse de la carga o parte de ella cuando ponga en peligro al buque, la tripulación o el resto de la carga, lo que se justifica por motivos de seguridad. En el caso de avería gruesa el Derecho recoge que la responsabilidad civil y el sufragio de la carga perdida recaen sobre el conjunto del flete.

Prevenir la pérdida de contenedores no está en nuestras manos, pero sí navegar con extrema prudencia cuando se atraviesan rutas de tráfico marítimo internacional. El radar y estar atentos a los Avisos a los navegantes nos ayudan a prevenir accidentes. Por lo demás ¡buena proa!

 

Comparte esta información

¿Te ha gustado el Post?

¿Quieres recibir un resumen semanal con nuestras últimas publicaciones?

 

One Response

Deja un comentario

(*) Required, Your email will not be published