Rumbo al sur

Cuando partiendo de Europa pones rumbo hacia el sur del Atlántico, dejando de lado los alisios, a cualquier destino de Brasil, Uruguay, Argentina o más abajo, en la posición 0°55′08″N 29°20′35″W, casi en la línea del ecuador, antes de pagar la novatada, si es tu primer paso de hemisferio; aparecen como sacadas de una alucinación las islas del archipiélago de San Pedro y San Pablo.

Unas rocas áridas y agrestes en medio del agua, con una altura media de 18 metros sobre el nivel del mar a unas 600 millas de la ciudad de Natal (Brasil)

 rumbo-al-sur

Son cinco islas y un número indeterminado de cayos rocosos, es lo más inhóspito que has podido ver, además de la sorpresa que debió ser para los primeros navegantes descubrir en medio de las encalmadas del ecuador, que podían durar meses, unos montículos donde poder obtener agua, pero no la tienen, por lo que el fiasco debía ser mayúsculo.

rumbo-al-sur-archpielago.png

Solo lo habitan aves marinas, su descubrimiento fue realizado por los portugueses, como suele suceder a menudo, a causa de un naufragio; el batir de las olas contra las rocas, en medio del Atlántico, en una noche cerrada, el buque San Pablo quedó encallado, destruido y me imagino la cara de pasmo que tendría la tripulación.

Darwin también estuvo allí con el Beagle. Y Shackleton, pero sin el Endurance, con otro barco.

Todos ellos iban con rumbo al sur, a diferentes destinos pero el destino les hizo recalar en esos roquedales donde sólo se oyen los graznidos de las aves y el golpeteo sincronizado del oleaje.

En el siglo XVI ya se marcaron en las cartas náuticas, antes la peor parte fue para los navegantes portugueses, los que se toparon con ellos y solo eran portugueses los que navegaban por esas latitudes.

rumbo-al-sur-constelaciones

Quizás tenga algo que ver la ausencia de estrellas brillantes en el cielo austral. Al contrario que en el hemisferio norte donde la estrella polar coincide con el norte.
Rumbo al sur aparece la Cruz del Sur, para saber dónde está el polo sur celeste hay que trazar una línea recta imaginaria desde la Cruz del Sur con otra desde la unión de Alfa y Beta Centauri. Dónde se crucen estará el sur celeste.
Todo cambia rumbo al sur, las sombras, los remolinos del agua, el giro de las tormentas, las estaciones, el cielo, la mar que ocupa más extensión que en el norte, hay más tierra allí, aquí más agua.

Comparte esta información

¿Te ha gustado el Post?

¿Quieres recibir un resumen semanal con nuestras últimas publicaciones?

 

Deja un comentario

(*) Required, Your email will not be published