Primer podio íntegro español

La primera edición de la IMOCA Ocean Masters New York to Barcelona Race se ha caracterizado por tener el primer podio íntegro español en una regata oceánica, a través de las figuras de Pepe Ribes (Hugo Boss), Guillermo Altadill (Neutrogena) y Anna Corbella y Gerard Marin (GAES Centros Auditivos), tras la retirada del Safran francés cerca de Tarifa cuando Marc Guillemot se lesionó las costillas en una caída. El récord de la regata trasatlántica sigue en manos del “Estrella Damm”, que lo hizo en 12 días.

NYBCN160615_176

Una multitud se reunió en las Ramblas y en la plaza del Portal de la Pau para recibir a Pepe Ribes y Ryan Breymaier como ganadores de la primera IMOCA Ocean Masters New York to Barcelona Race.

El dúo hispano-estadounidense ganó la regata con un tiempo de 14 días, 2 horas, 44 minutos y 30 segundos. Sin embargo, en vista de su cansancio y de los implacables acontecimientos que se desplegaron ante ellos durante la última quincena, uno podría llevarse la impresión de que han estado en el mar compitiendo sin parar durante un mes o más.

“Ha sido un trabajo duro, porque hemos estado arreglando un montón de cosas, en vez de sólo navegar”, admite Ribes. “Cuanto menos tiempo tienes para dedicarle navegar, más estresante es”.

Breymaier estaba de acuerdo:

“Cuando empujas una máquina, a la máquina no siempre le gusta. No tuvimos ningún problema grave, no hubo muchas cosas que nos pararan: algunos problemas en el sistema informático y que destruimos la pala del sistema del tanque de agua de lastre, lo cual afectó a nuestra velocidad”.

NYBCN140615_567-LEAD

Y hubo drama de principio a fin. Uno de los momentos más heladores fue el último día del Hugo Boss en el mar, mientras se aproximaba a Barcelona, cuando fueron literalmente noqueados por una monstruosa racha de viento. Como Ribes lo describió: “¡Hoy fue el primer día que vi el mástil de un IMOCA 60 bajo el agua! Vino una nube que pensábamos que sólo traía agua. Pero no, eran 50 nudos y el barco tenía todo el tanque de lastre lleno y la quilla totalmente inclinada y simplemente viró accidentalmente y volcó. El palo estuvo en el agua durante tres minutos. En ese momento estábamos cargando baterías. El motor empezó a arder…Podríamos haber muerto incluso sin motor ni batería… nada, así que tuvimos suerte”.

Y ese fue sólo uno de sus días malos.

Igualmente duras fueron las severas condiciones que experimentaron mientras volaban cruzando el estrecho de Gibraltar. “El Estrecho siempre es difícil, porque tienes que hacer un enorme esfuerzo durante 10 millas y sabes que en la otra parte hay sólo 10 nudos”, continuó Ribes. “Este barco con 45 nudos es difícil de virar, es difícil de manejar y vienes de 13 días en que ya has tenido la presión encima y estás muy cansado. Después tienes otro día más en que no puedes dormir en todo el día”.

El Hugo Boss recogió el testigo de líder después de que el Safran se viese forzado a retirarse cuando su patrón Marc Guillemot se lastimó en el acercamiento al Estrecho.

El Neutrogena de Guillermo Altadill y José Muñoz ha finalizado la IMOCA Ocean Masters New York to Barcelona Race sin tirar la toalla hasta la línea de llegada. A las 01 horas 05 minutos y 17 segundos, el Neutrogena cortó la línea de llagada, tras invertir 14 días, 6 horas y 17 segundos en completar el recorrido desde Nueva York. Han sido dos semanas muy intensas, durante las cuales no han dado su brazo a torcer. Presionando sin cesar a sus competidores y manteniendo un duelo épico con el Hugo Boss.

 

Tan orgullosos estaban de su regata, que incluso del fallido ataque final en las horas previas a su llegada guardan un imborrable recuerdo. “En la regata hemos tenido momentos peores y mejores. Como mejor recuerdo me quedo con las horas finales, parecía que íbamos más rápidos y hemos llegado a tener la esperanza de encontrar algo. Los hemos llegado a ver, y pensábamos que podían quedar encalmados y atraparlos. Hasta el final hemos tenido opciones”, explicaba Altadill tras cortar la línea de llegada.

Partían de Nueva York con las miras puestas en la propia regata, pero también como banco de pruebas de cara a la próxima Barcelona World Race. Esta era la primera vez que ambos patrones navegaban a dos y competían juntos, y uno de sus objetivos era comenzar a trabajar como tripulación. “Estoy contento, ha sido una regata muy exigente, muy disputada. Creo que la compenetración ha sido buena, y nos ha permitido conocernos en competición”, comentaba el regatista chileno José Muñoz, que debutaba en un IMOCA 60. “Físicamente es un barco muy duro, me ha sorprendido la exigencia física. Lo he notado y acusado un poco. Comparado con el Class 40 todo requiere más fuerza; mover las velas, cazar desde el winche…”.

El GAES SAILING TEAM con los co-patrones Anna Corbella y Gerard Marín han cruzado la línea a las 15h 53m 45s en tercera posición de la IMOCA Ocean Masters New York to Barcelona Race. Su tiempo invertido en completar el recorrido ha sido de 14 días, 21 horas, 43 minutos y 45 segundos.

Para Anna Corbella y Gerard Marín, única tripulación mixta en la IMOCA Ocean Masters New York to Barcelona Race, la última quincena les ha proporcionado una valiosa experiencia, antes de competir en la Barcelona World Race de este otoño.

Dado que Corbella y Marín competían en la IMOCA Ocean Masters New York to Barcelona Race por primera vez con su barco, y están optimizándolo para su gran cita del próximo diciembre, han saldado esta transatlántica con una buena actuación.

Al darse cuenta que iban a contrapié en cuanto al rendimiento del barco, a menudo Corbella y Marín se vieron obligados a adoptar diferentes tácticas para sorprender a los barcos más nuevos y más rápidos. De vez en cuando les dio resultado, como fue el caso al principio de la regata, cuando su ruta hacia el sur tras salir de Nueva York les dio el liderato durante la mayor parte de un día. Sin embargo, hubo otros momentos en que no lo hizo, como cuando traslucharon hacia el norte varias horas antes que el resto de la flota en la aproximación a las Azores, o también cuando entraron en el Mediterráneo eligiendo navegar pegados a la costa andaluza, donde quedaron encalmados.

Comparte esta información

¿Te ha gustado el Post?

¿Quieres recibir un resumen semanal con nuestras últimas publicaciones?

 

Deja un comentario

(*) Required, Your email will not be published