Pescar Palometones con equipos ligeros II

Cebos artificiales

Podemos tentarlos con señuelos artificiales, tipo rápalas x-rap de 9-11 cms color blanco o sardina, y magnums imitación de jurel, pero para ser sincero, las picadas disminuyen hasta en un 80% siendo muy generosos.

Si habláramos de la pesca a Spinning, con poppers o paseantes, el porcentaje de picadas aumenta enormemente, pero esta modalidad la trataremos en el próximo artículo.

Si vuestra intención es la de embarcar las capturas para consumirlas, es imprescindible un buen gancho con una abertura de 12 cms mínimo, para que el gancheado sea efectivo.

En el caso recomendable de practicar la captura y suelta, proveeros de un gran salabre de boca ancha y robusto, ya que levantar 15 kilos de pescado rabioso a pulso, con un salabre de calidad dudosa, puede al partirse, dar al traste con la captura, el salabre, e incluso la caña al haberla soltado ya de las manos confiados con que el pez ya está vencido.

Palomides-03

Zonas de pesca.

Bien es sabido que las desembocaduras de los ríos con abundancia de caudal, siempre han sido zona de concentración de los palometones, no obstante, os recomiendo que los busquéis también en las bocanas de los puertos y en las zonas de arena donde hayan grandes variaciones de profundidad, por ejemplo escalones de 15 a 25 mts muy pronunciados.

Estas son algunas directrices, ya que en algunos casos, se concentran en playas, que a simple vista no tienen nada de especial, ya sea por la concentración de peces pasto, o porque la zona es propicia para la freza.

Es habitual que se repitan jornadas con un buen número de
picadas en lugares donde nunca se había detectado la presencia de estos peces.Un consejo que pocas veces falla, es que cuando os encontréis en un lugar de querencia de palometones, y no tengáis picadas, los busquéis, así de simple………
Parece obvio, pero no siempre es así, en muchas ocasiones, nos limitamos a curricanear a una profundidad, y allí nos quedamos dando vueltas y vueltas hasta que el aburrimiento nos hace desistir.Los palometones se mueven por unas zonas concretas, sí, pero donde ayer nos picaban a 10 mts de profundidad, los cebos que ayer nos proporcionaron grandes y abundantes capturas, hoy parecen no funcionar.La solución, como ya he dicho, buscarlos. A 2 mts, a 4 a 6 a 8 a 10 hasta que demos con ellos, porque de estar están, solo que se han desplazado en profundidad.

Palomides-01

En que época del año pescarlos.

La mejor época, es a mediados de Septiembre y hasta mediados de Noviembre, que variará en función de la temperatura del agua, entonces los palometones emigran, quedándose los talla-hams o Anjovas hasta bien entrado el invierno

Si se producen tormentas y el mar se tiñe de color chocolate no dudéis, y  tentarlos en esa franja de color entre el marrón y el azul, ya que aprovechan lo turbio del agua, para acechar a sus presas.

En primavera, también es posible capturar algún ejemplar, y aunque en menor cantidad, es  seguro que el pez que acuda a nuestros señuelos, será de gran tamaño.
Especial atención a estos ejemplares, ya que es casi seguro al 100% que estarán con huevas, por lo que deberemos soltarlos siempre.

Trucos.

Sin duda es mejor utilizar una sola caña, ya que en el caso de que el palometón sea crecido, en más de una ocasión deberemos poner rumbo hacia el para que no nos vacíe el carrete hasta el punto de vaciarlo totalmente, con la consiguiente rotura, y tener 2 líneas en el agua es un engorro.

También es necesario porque las picadas múltiples son muy abundantes, y bregar con 20 kilos de pescado en cada caña suele acabar con la perdida de ambos.

Es distinto en el caso por ejemplo de la pesca del atún que el equipo al ser sobredimensionado, soporta bien la tracción del barco, y la fuerza contraria de las piezas, pero no es así en la modalidad de pesca ligera que nos ocupa.

La natación del señuelo es básica. Es preciso tener en cuenta que una caña de acción demasiado dura, sin duda perjudicara a la acción del cebo, y una demasiado blanda afectara en negativo a la clavada del pez. Busquemos un término medio.

Comprobareis que aun llevando el equipo perfectamente montado y presentado, fallareis algunas picadas, ya que en la pesca no hay nada infalible al 100%.

Pescando con cebo natural muerto, cuando veáis que la caña se dobla, y vuelve a su posición habitual, sin que el pez se clave, rápidamente coged la caña y dar fuertes tirones (no falla) el palometón que mantendrá fresco en la boca el sabor de su presa, al ver que de repente cobra la  energía propia de un animal vivo huyendo, lo atacara cegado por la posibilidad de perderlo o que alguno de sus congéneres, siempre abundantes a su alrededor le arrebaten tan exquisito bocado.

El freno de carrete firme, pero que el hilo salga con fluidez, ya que si está demasiado apretado partirá sin remedio el hilo, o la caña, o lo que es peor se escapara con el anzuelo clavado, que aunque normalmente se le clava en la comisura del labio, a veces puede estar alojado en una parte vital del animal, con su consiguiente agonía y muerte.

Palomides-02

Una vez que tengamos al pez bien clavado, disfrutemos del lance sin prisas, ya que en esta pesca tener prisa por embarcar el pez, representa en muchos casos la pérdida del mismo.

Un par de consejos ahora de seguridad, extrememos la precaución al coged la línea entre los dedos para colocar el plomo, es un momento que muchas veces el depredador aprovecha para picar, y el resultado en ese descuido, suelen ser cortes que muchas veces llegan hasta el
hueso, así que jamás, enrollemos en los dedos la línea para calar el plomo, simplemente la sujetamos entre las yemas de los dedos, y a la mínima tensión de la línea dejamos que corra libremente.

Las cañas siempre atadas al cañero con “líneas de vida” La cara de tonto que se te queda al ver como un equipo carísimo sale disparado hacia el fondo mar, es una mala experiencia difícil de olvidar.

Por último extremar la precaución al embarcar “tallahams” o anjovas, su mordedura es de las más peligrosas que podemos encontrar en los depredadores de nuestras aguas.

Unos buenos alicates y por ejemplo una toalla para inmovilizarlos tapándolos por la cabeza, son de gran ayuda a la hora de desanzuelar a estos auténticos “dientes de cuchilla”

Imprescindible ser respetuosos con las capturas, y devolver al agua todo el pescado que no vayamos a consumir ese mismo día. No matemos nuestra afición.

Es muy posible que esas capturas que hoy liberamos, volvamos a pescarlas el año próximo en el mismo sitio, pero con 3 o 5 kilos más.

Queda ya muy atrás la necesidad de pescar para alimentarnos.
A mi entender, la pesca recreativa es otra cosa.

Disfrutar de un buen palometón en escabeche, o de un suquet de dentón o buen sushi, es un placer que nadie puede negarnos, pero de que nos sirven 50 kilos de pescado en el congelador?, o 10 palometones de 20
kilos en la cocina de casa?

Lo más probable es que acaben repartidos a personas, que ni siquiera conocemos, o lo que es peor, en el cubo de la basura.

Los grandes pescadores son los que con su buen hacer, consiguen capturar peces, y agradecidos por tan noble lucha, otorgan de nuevo la vida al pez que no vayan a consumir.

Al fin y al cabo lo que perdura es el recuerdo del lance, y una buena fotografía que nos permita volver a aquel día en el que un gran palometón , nos hizo saber que el Mediterráneo aunque tan castigado, aun nos regala jornadas que difícilmente olvidaremos.
Salud y Buena pesca !!!!
Sergi.
Comparte esta información

¿Te ha gustado el Post?

¿Quieres recibir un resumen semanal con nuestras últimas publicaciones?

 

Deja un comentario

(*) Required, Your email will not be published