Nuevo Mercury intra-fueraborda de 6 litros

Más potente, más fiable, más cómodo en la navegación, con un mantenimiento más fácil e intuitivo y más silencioso. Son las características que se reúnen en el nuevo MerCruiser 6.2 V8 que Mercury ha presentado este año.

La compañía estadounidense especializada en motores marinos ha hecho evolucionar al modelo que presentó el año pasado (2014). En aquella ocasión proponían una doble motorización de 200 y 250 CV en un motor de 4,5 litros. En esta nueva temporada el motor ha crecido en potencia y capacidad. Sus 8 cilindros abovedados dispuestos en “V” trabajan a un régimen máximo de 5000 y 5400 rpm según el modelo, de 300 o 350 CV. Cada uno de los cilindros cuenta con un doble juego de varillas de dos válvulas y sistema de inyección electrónica gestionado por un software propio de la marca.

6.2L-V8-ECT-babor

Según el director de la compañía, John Pfeifer, se ha buscado que la navegación sea más potente, cómoda, intuitiva y fiable. Aspectos que se concretan en las características del motor.

Mayor potencia y rendimiento

Con 350 CV de potencia máxima, el MerCruiser 6.2 V8 aporta una rápida respuesta en aceleración, combinada con un funcionamiento suave. La inyección electrónica controlada evita los acelerones bruscos y asegura el caudal de combustible necesario en cada momento para que sea suministrado al motor justo cuando se puede aprovechar al máximo. Al final se traduce en una mayor aceleración y mejor rendimiento, optimizado para embarcaciones rápidas que realizan navegación de “planeo”. Este sistema de inyección lo denomina Mercury: ASC, Control Adaptativo de la Velocidad, que además permite una mejor gestión del combustible y mejor eficiencia energética.

Si a la mayor potencia y al control de la aceleración se le suman un sistema de gestión de la dirección controlado por un joystick, al final se obtiene una embarcación mucho más intuitiva que facilita las maniobras al patrón.

Cabría esperar de un motor de gran potencia como es el nuevo MerCruiser 6.2 V8 fuese una máquina ruidosa, sin embargo Mercury ha evitado ese hándicap. La marca aplica un sistema de gestión del aire en el que no se producen los sonidos de frecuencias más molestas para el oído humano, resultando una navegación más silenciosa y cómoda. Además, el diseño del motor hace que los sonidos se produzcan en la popa de la máquina, evitando en lo posible la repercusión en la habilitación y bañera del barco.

Las vibraciones también se suprimen con un mayor soporte de materiales elásticos en la bancada del casco.

Mantenimiento intuitivo

Uno de los propósitos que perseguía Mercury con el nuevo MerCruiser 6.2 V8 es hacer más fácil el mantenimiento del motor por parte del usuario. Todos los elementos considerados de mantenimiento habitual, como filtros y grifos de llenado, se han dispuesto en la parte proel superior. El usuario tan solo necesita un teléfono con conexión a Internet y un programa para leer los códigos QR dispuestos en la carcasa del motor para acceder directamente al manual de mantenimiento. A lo que se suma que no es necesario realizar mantenimiento a las válvulas de admisión y escape y que el sistema de refrigeración cuenta con un grifo de drenaje para evitar la congelación del líquido durante el invierno.

6.2L-V8-ECT-TopDown

Comparte esta información

¿Te ha gustado el Post?

¿Quieres recibir un resumen semanal con nuestras últimas publicaciones?

 

Deja un comentario

(*) Required, Your email will not be published