Naufragio y rescate en el Gran Prix del Atlántico

El velero “Buccaneer”, que participaba en la regata Gran Prix del Atlántico rumbo a Colombia, ha naufragado en medio del océano. Toda la tripulación ha sido rescatada y se encuentra sana y salva a bordo de un barco de crucero que estaba en la zona y que había sido alertado del suceso.

La alarma en la flota del Gran Prix del Atlántico saltó ayer por la mañana, cuando el “Buccaneer”, capitaneado por Gerardo Sigler, se puso en contacto con el centro de seguimiento de la regata para avisar de una vía de agua en el casco que estaba poniendo en serios aprietos su continuidad.

BuccaneerRubicón

A partir de este momento el centro de Salvamento Marítimo de Madrid puso en marcha un plan de salvamento y rescate, para recoger a la tripulación del barco accidentado, que con el paso de las horas veía inútiles sus esfuerzos por querer salvar la embarcación. En la operación participó, además de la Sociedad Estatal de Salvamento Marítimo española (Sasemar), el Centro de Búsqueda y Rescate Marítimo portugués de Ponta Delgada, con la participación de un avión de patrulla marítima de la Fuerza Aérea Portuguesa.

A mediodía el buque de pasaje “Costa Deliziosa” de la compañía italiana Costa Cruceros, que se encontraba en la zona, fue alertado de la situación del velero e inmediatamente fue al auxilio para socorrer y recoger a los tripulantes del “Buccaneer”. Las labores de salvamento finalizaron ya por la noche con toda la tripulación a bordo del crucero, sana y salva, mientras el “Buccaneer” se iba hundiendo en medio del Atlántico.

Los ocho tripulantes del “Buccaneer”, todos hombres, se encuentran en perfectas condiciones, atendidos a bordo de la dotación del “Costa Deliziosa”, de 294 metros de eslora y 92.600 toneladas de peso. El crucero tiene como destino el puerto brasileño de Recife, con escalas intermedias en varias islas del Caribe. Cuando realice su primera parada en la isla caribeña de Antigua, la tripulación del “Buccaneer” posiblemente tocará tierra.

El resto de los participantes en Gran Prix del Atlántico siguen con su travesía oceánica rumbo a Colombia. Han sido unas horas difíciles, debido los fuertes vientos que han sacudido la zona y por la noticia del naufragio del “Buccaneer”. Todos han enviado su apoyo y sus ánimos a los tripulantes rescatados, así como a los armadores del barco.
BucanerTripulacion

La situación del resto de la flota es buena y las condiciones y la previsión meteorológica tienden a mejorar. El “The Best Skipper”, que se encuentra en la cabeza  de la regata, es el que ha sufrido las peores condiciones. A la espera de una mejoría, ha estado a palo seco durante las últimas horas, dada la virulencia del viento y del mar registrado en la zona donde se encuentra actualmente navegando. “Correr a la capa es la mejor fórmula para soportar este maretón”, ha explicado Enrique Curt, el armador. Hoy las condiciones de viento son más razonables, con lo que podrá navegar de forma más regular, intentando fijar el rumbo directo a Colombia. Ahora se encuentra a 2.130 millas de la meta.

El “Thor Cinco” de David Ruiz, actualmente segundo en tiempo real, y que navega en solitario, está avanzando de forma decidida hacia Marina Santa Marta (Colombia) a una velocidad de cuatro nudos. Después de capear los duros vientos registrados en las últimas horas se encuentra a sólo 13 millas de diferencia, en relación con la línea de meta, respecto al “The Best Skipper”. Como consecuencia de la dureza de la navegación, el capitán del “Thor” ha sufrido una contusión en su brazo derecho, por un golpe de mar. Un golpe sin importancia, calmado a base de antiinflamatorios, según ha contado, pero que ha hecho que aminore su marcha hacia el Oeste.

El catamarán “Yavila” de Pedro Solano también avanza con firmeza, a cinco nudos, con rumbo Noroeste y viento de componente Sur. Está a 24 millas del líder. Según ha informado su patrón, la tripulación sigue con los ánimos altos a pesar de que debido a los virazones de las últimas horas han sufrido la rotura de la polea de la vela mayor, lo que les ha obligado a navegar con el trapo en el tercer rizo. “De hecho no necesitábamos más vela, por el fuerte viento que teníamos. Cuando baje el viento, arreglaremos la avería’, ha explicado.

El solitario “Colomba IV” de Francisco Vaño avanza a un ritmo de tres nudos de promedio con vientos del Sur. Se encuentra a 174 millas del líder de la regata, aunque recuperándole millas, al igual que el “Kairos” de Agustín Gutiérrez, que está a 390 millas del “The Best Skipper” navegando con vientos suaves del Sudeste a una velocidad de cinco nudos.

Comparte esta información

¿Te ha gustado el Post?

¿Quieres recibir un resumen semanal con nuestras últimas publicaciones?

 

4 Responses

  1. Juanito

    enero 17, 2014 12:46 pm, Responder

    Es lo que tiene participar en una regata. Se sale cuando toca y a ver lo que te encuentras en el camino … Lo importante es llegar a alguna parte, aunque no sea el destino previsto ni con el barco en el que saliste (como ha sido el caso de la tripulación del Bucanner).

  2. David García Fibla

    enero 17, 2014 4:11 pm, Responder

    Buenas.
    No estaría de mas, detallar un poco de donde provenía la vía de agua. La gente que navega agradece este tipo de información.
    Gracias.

    Salut.

  3. Neus Jordi

    enero 20, 2014 10:42 am, Responder

    David, tiene toda la razón. Hemos intentado averiguarlo pero lamentablemente la organización de la regata no nos ha contestado al respecto. Muchas gracias por su comentario, y gracias también a Juan Pedro y a Juanito, que nos recuerdan que hay que tenerle mucho respeto al mar. ¡Saludos!

Deja un comentario

(*) Required, Your email will not be published