Luto en la mar tras el hundimiento del Sewol

Que el mar hay que respetarlo y que la experiencia no es sinónimo de confianza cuando se navega es algo que sabemos todos los que nos hacemos a la mar. Una lección que parece no aprendió el capitán del ferry Sewol, hundido hace una semana en aguas próximas a Corea del Sur. La actitud del oficial y sus subalternos viene a rememorar a la del capitán del Costa Concordia, cuyo nombre, Schettino, ya se utiliza como insulto en su Italia natal.

Ferry_Sewol_1

Las razones del hundimiento

A pesar de que los medios de comunicación han llenado de tinta las páginas de los diarios y ocupado el tiempo de los informativos no se sabe a ciencia cierta qué propició el desastroso final del buque Sewol. Las primeras indagaciones, a la espera de estudiar los datos de la caja negra, apuntan a que pudo ser un rápida pérdida de la estabilidad transversal la causa del hundimiento. Razón que se ha repetido lamentablemente en varios accidentes marítimos acontecidos en los últimos meses.

El ferry transportaba cerca de 470 pasajeros cuando sufrió una acusada escora a la banda de babor, pasando de una situación de adrizado a una inclinación mayor a la escora de inundación en muy corto espacio de tiempo, lo que lleva a pensar que pudo ser la acción del oleaje en la banda de estribor la causante de la pérdida. Sin embargo, desde fuentes de la autoridad marítima no se ha destacado un estado del mar tal que desaconsejara la navegación de la nave.

Este tipo de barcos, los ferris, cuentan con espacios diáfanos utilizados como garajes, generalmente sobre la línea de flotación y bajo la cubierta de francobordo, que marca el espacio estanco del buque. Una entrada de agua por alguna abertura al exterior comunicada con los garajes podría ser la causa de la rápida pérdida del buque. En una situación similar al accidente del Estonia, hundido con más de 500 personas a bordo en las aguas del Mar del Norte a causa de una pronunciada entrada de agua en sus bodegas de carga por el portalón de proa.

Capitán encarcelado

El hundimiento del Sewol ha puesto el dedo en la llaga de la inoperancia del cuerpo de oficiales y capitán del buque, como en el caso del Costa Concordia, sumado a una errónea concepción del plan de salvamento y abandono de la nave.

Al igual que sucediera con su homólogo italiano, el capitán del Sewol está en la cárcel acusado de abandono del buque, negación del deber de auxilio, mala gestión del accidente, exención de responsabilidad… y otros tantos cargos que le serán concretados a medida que avance la investigación. Según las primeras conversaciones aportadas por el centro de coordinación del tráfico marítimo el capitán tardó 25 minutos en solicitar ayuda y pudo haber abandonado el barco prematuramente, sin prestar el debido socorro a los pasajeros (la mayoría de ellos estudiantes adolescentes). La inoperancia del equipo de oficiales, cómplices en la huída, evitó que se coordinara el abandono del buque, provocando la desesperación del pasaje y sumando más de doscientas personas entre muertos y desaparecidos.

A la deshonrosa actitud del mando de la nave cabe sumar las circunstancias que se dan en el abandono de un barco de este tipo. Los pasajeros son reunidos en salones y posteriormente conducidos a los puestos de embarque, perdiendo la ocasión de dirigirse directamente a los botes de abandono. Sea como sea la investigación será la que establezca las responsabilidades de cada cual y la idoneidad del plan de abandono de una nave que viene a sumarse a la lista negra del mar.

Comparte esta información

¿Te ha gustado el Post?

¿Quieres recibir un resumen semanal con nuestras últimas publicaciones?

 

2 Responses

  1. Juan Pedro Diego

    abril 27, 2014 3:54 pm, Responder

    El Sewol hunde la carrera política del Primer ministro de Corea, como consecuencia de su desastrosa gestión de la catástrofe. El recuento final eleva la cifra de muertos y desaparecidos (sin esperanza de encontrarlos con vida) a más de trescientas personas. El capitán y tres oficiales siguen en la cárcel.

  2. FERMIN LORZA

    mayo 2, 2014 5:49 pm, Responder

    ¿ Dónde están los responsables del alejamiento del PRESTIGE ?
    A éstos no les pasa nada, por el contrario, los políticos son ascendidos en sus puestos.
    Hasta los coreanos nos dan ejemplo de ética.

Deja un comentario

(*) Required, Your email will not be published