Land Rover pretende el récord de velocidad de la milla

Aunque no lo parezca estamos hablando de barcos. Concretamente de los más ligeros veleros del mundo para superar la máxima velocidad que se ha alcanzado navegando en solitario durante una milla náutica. El reto que este año se plantea la periodista, “showman” y regatista Hannah White es batir el récord femenino de velocidad en una milla náutica, para lo que cuenta como “esponsor” con Land Rover y su equipo de ingenieros, que durante 2015 ha centrado esfuerzos en conseguir el barco más ligero del mundo.

hannah-white

Proyecto Speedbird

El proyecto Speedbird se inició en enero de 2015. Durante todo este año un grupo de ingenieros del fabricante británico de automóviles Land Rover se ha esforzado en poner sus conocimientos en mecánica y Fórmula 1 al servicio de la náutica. El proyecto está dirigido por Daniel Wood, aunque su imagen más visible e icono de la marca es Hannah White.

Hannah White (1983, Berkshire, Inglaterra) es desde hace algún tiempo embajadora de Land Rover. Junto a la marca famosa por su todoterrenos pretende ahora batir un importante reto para lo que necesita el mejor barco posible.

Solo 46 kilos de desplazamiento

Para superar el reto de Land Rover y Hannah White, ambos contarán con un barco diseñado para la ocasión. El velero tiene un ligero casco sumamente estudiado que solo pesa 14 kilos. En total el barco desplaza 46 kilos. Lo que pretende ser suficiente para superar el actual récord de velocidad.

En 2006, la también británica Sarah Davis, instauró la actual marca del récord femenino de velocidad en una milla náutica con 34,7 nudos. Ahora, diez años después, Hannah se está preparando para superar la difícil cifra.

Speedbird-Still-9-Hull

Este tipo de retos no es nuevo para Hannah. La regatista viene a ser la “calleja” británica. Es la protagonista y presentadora de un programa de televisión británico denominado “Go Hard or Go Home”, en el que prepara a ciudadanos de a pie y famosos para superar complejas pruebas deportivas en tan solo unas semanas, como participar en interminables carreras a lo largo de los Pirineos o enfrentarse al triatlón más duro del mundo.

Hannah lleva desde los 15 años dedicada a la vela. Media vida que le ha permitido enfrentarse a retos tan interesantes como intentar batir el récord de velocidad de la regata OSTAR en 2009. Con salida de Plymouth y llegada a New Port. Una ruta de 3200 millas náuticas que realizó en 20 días y 22 minutos, solo unos minutos por encima del récord actual.

Comparte esta información

¿Te ha gustado el Post?

¿Quieres recibir un resumen semanal con nuestras últimas publicaciones?

 

One Response

Deja un comentario

(*) Required, Your email will not be published