La Vendée Globe llega al cine

En enero se estrena en el cine el film “En solitario”, una coproducción franco-belga-española que trata sobre la vuelta al mundo a vela más extrema, la Vendée Globe. La película ha contado con la colaboración del regatista catalán Alex Pella, que ha asesorado al equipo y ha sido el patrón del barco Imoca Open 60 durante algunas escenas del rodaje, aunque sin aparecer en pantalla.

La-Vendee-Globe-llega-al-cine

Dirigida por Christophe Offenstein, “En solitario” narra cómo Yann (François Cluzet, protagonista de “El Intocable”) consigue hacer su sueño realidad al participar inesperadamente en la Vendée Globe, la vuelta al mundo a vela en solitario y sin escalas. Después de varios días de competición, descubre a bordo un joven polizón (Samy Seghir), al que esconde para no ser descalificado de la regata.

Ganadora del Premio del Público en la pasada edición del Festival Internacional de Cine de Gijón, el film es uno de los proyectos más ambiciosos del cine europeo, con un presupuesto de más de 17 millones de euros. Se rodó en Francia, en aguas del Atlántico y en Fuerteventura, durante doce semanas aprovechando los días previos a la salida de la última Vendée Globe.

Es la primera vez que el mundo de los barcos Imoca llega al cine, y lo hace a un año de la salida de la Barcelona World Race, la vuelta al mundo a dos, que también se disputa en estos monocascos. Además, el proyecto ha contado con la colaboración de uno de los skippers de la última Barcelona World Race, el catalán Alex Pella, que ha sido el encargado de asesorar al equipo y a François Cruzet en temas de maniobra, vida a bordo y navegación. Pella también ha planificado las salidas, ha velado por la coherencia técnica de la película y ha llevado el barco durante algunas de las espectaculares escenas de navegación que aparecen en “En solitario”.

“Nunca he hecho cine, y no creo que vuelva a hacerlo, y la gente del cine no sabe nada de navegación, así que hubo que dialogar mucho”, ha explicado sobre el rodaje el navegante español, quien ha comparado las dos formas de trabajar: “Los regatistas siempre buscamos mejorar nuestro rendimiento, llegar más lejos, y por eso hay mucho estrés; a los del cine les interesa más el lado artístico”.

Pella es conocido en el mundo oceánico francés por su participación en la Mini Transat, una regata trasatlántica en solitario para monocascos de sólo seis metros y medio. El catalán acabó tercero en la edición de 2003 y segundo dos años más tarde. En 2009 trabajó en los reajustes del barco francés “Paprec-Virbac 2” tras la Vendée Globe. Más adelante, en 2011, finalizó la Barcelona World Race junto a Pepe Ribes en cuarta posición. Junto a él ostenta también el récord de navegación de Nueva York a Barcelona. Alex Pella estuvo a punto de participar en la pasada Vendée Globe, pero la crisis arruinó su proyecto. Su último proyecto ha sido la Ruta de los Príncipes a bordo del maxitrimarán “Prince de Bretagne”.

Comparte esta información

¿Te ha gustado el Post?

¿Quieres recibir un resumen semanal con nuestras últimas publicaciones?

 

3 Responses

  1. Emilio Vidal Massanet

    enero 7, 2014 6:32 pm, Responder

    he visto la película, he echado en falta mas navegación y menos conversaciones con la novia, pero supongo que había que orientarla también al publico general, también hubiera sido mas espectacular con mas imágenes de helicóptero.

  2. Neus Jordi

    enero 9, 2014 2:14 pm, Responder

    Sí, la película podría haber incluido más imágenes de navegación, pero creo que en general está bien. Hay que aplaudir a los productores, un rodaje así no es fácil. Y todo lo que sea acercar la vela al gran público es un gran paso.
    ¡Muchas gracias por tu comentario Emilio!

  3. Juanito

    enero 12, 2014 7:51 pm, Responder

    Habrá que ir a verla. Creo que a los aficionados al mar y a la navegación a vela, el hecho de que en la película haya alguna escenas románticas (o demasiadas) no hará perder su interés.

Deja un comentario

(*) Required, Your email will not be published