Irlanda al rescate del San Marcos, el Titanic de la Armada Invencible

La que debió de ser la Grande y Felicísima Armada que destronara a Isabel I de la monarquía inglesa regresó a España pequeña y triste. Entre las centenares de pérdidas de hombres y buques, hoy nos merece la atención el galeón San Marcos, la mayor de las naves comprometida en la epopeya que pretendió Felipe II y que tan nefastos resultados arrojó a los libros de historia. Ahora, 426 años después del hundimiento del galeón, un equipo irlandés está trabajando para reflotar el que fuera el buque insignia de la Armada Invencible.

Frente a los acantilados de Moher, en el canal formado entre la isla de Mutton y las costas de Irlanda, un equipo de buceadores y arqueólogos trabajan al mando de John Treacy. El joven de 32 años es el corazón del proyecto “San Marcos”, una iniciativa que finalmente ha conseguido una asignación de fondos del gobierno de Irlanda y el apoyo de los vecinos para reflotar al galeón portugués San Marcos (perteneciente a la Armada Invencible), el mayor de los buques que Felipe II armó para destronar a Isabel I de Inglaterra. Para la hazaña el rey logró una flota de 130 barcos de las coronas que ostentaba: España y Portugal, sumando varias naves de los Países Bajos, de cuyo reino también era titular.

A la Armada Invencible (nombre irónico con que la llamaron los ingleses) no le fueron los vientos favorables desde un principio. El almirante Álvaro de Bazán fue el elegido para la proeza marcial, pero su muerte unos días antes de partir el grueso de la flota obligó a asignar las funciones a Alonso Pérez de Guzmán, Duque de Medina Sidonia y Grande de España. Con esa premisa la flota partió con treinta mil hombres a bordo de 130 naves. La estrategia llevó a los barcos a varias batallas navales teniendo como escenario el Canal de la Mancha. La victoria inglesa obligó a los buques que salieron airosos del encuentro a poner rumbo norte a fin de rodear las islas británicas y regresar navegando frente a las costas irlandesas, donde perecieron naves y hombres en una batalla contra la naturaleza.

John Treacy, el director del rescate del San Marcos, está convencido que frente a las costas de Moher se encuentra el pecio del mayor buque de la Armada y el mejor dotado, con los últimos avances en tecnología naval de la época. La nave se construyó en Cantabria en 1585, teniendo un desplazamiento de 790 toneladas y un armamento del que destacaban 33 cañones de bronce, dando cabida a 350 soldados y 140 marineros. Pero la certeza de Treacy no es suficiente. Necesita pruebas. Por eso está empeñado en cartografiar todo el fondo marino de la zona, labor para la que cuenta con el trabajo desinteresado de varios clubs de buceo irlandeses. Según los datos preliminares el San Marcos estaría acompañado por, al menos, 23 barcos más, y seis mil almas arrebatadas por el mar.

El 20 de septiembre de 1588, cuando las naves que se salvaron de la contienda regresaban a casa, se desató una tormenta con vientos de hasta 100 kilómetros por hora y olas de quince metros de altura. La accidentada costa irlandesa, rica en bajos, agujas y piedras que no velan, concluyó el trabajo de la flota británica. De la dotación de 490 hombres solo 4 sobrevivieron al naufragio, aunque su suerte final fue la misma que la de sus compatriotas. El Ejército inglés los apresó y ajustició. La horca fue el triste final de muchos de ellos, cuyos cuerpos fueron enterrados en lo que se conoce como la “Colina de los españoles”, muy cerca de Spanish Point, donde el San Marcos espera a que el equipo de Treacy identifique el sello de alguno de sus cañones para proceder a rescatar el barco, más de cuatrocientos años después de la tragedia.

*Las imágenes son de pinturas que recrean varios momentos de las batallas en el Canal de la Mancha.

Comparte esta información

¿Te ha gustado el Post?

¿Quieres recibir un resumen semanal con nuestras últimas publicaciones?

 

2 Responses

  1. Francisco Martínez

    julio 13, 2014 10:24 pm, Responder

    Habría que hablar del segundo tiempo del partido: la Contra-armada enviada 2 años más tarde por los ingleses y con peores resultados que la Gran Armada…

    • Juan Pedro Diego

      julio 14, 2014 6:49 am, Responder

      Desde luego tienes razón, Francisco. Pero la mención a la Armada Invencible es meramente a modo de marco para situar la importancia de la noticia principal, la recuperación del San Marcos.

      Salud y buen aproa.

Deja un comentario

(*) Required, Your email will not be published