Hugo Boss empieza como favorito

El Hugo Boss partió el palo en la travesía hacia Estados Unidos para tomar parte en la New York to Barcelona Race, pero aún así ha ganado la Hugo Boss Watches Manhattan Charity Race, antesala de la salida de la regata trasatlántica.

Los cuatro IMOCA 60 participantes comenzaron su regata a mediodía en el río Hudson, desde la línea de salida situada justo enfrente de North Cove Marine, a la sombra del imponente nuevo One World Trade Centre, de 104 plantas.

hugo-boss-99

Cuando Maite Fandos, cuarta teniente de alcalde de Barcelona, dio luz verde para el disparo del cañón de salida, las condiciones eran sumamente suaves en el río Hudson. Afortunadamente los cuatro IMOCA 60 contaron con la ayuda de una corriente de dos nudos, cuando iniciaron su recorrido de 15 millas, descendiendo hacia la salida del puerto más abajo de la estatua de la Libertad, antes de retornar a la boya de salida y efectuar una segunda vuelta.

Con la flota navegando por el río Hudson tras la salida, cada uno de los cuatro barcos tuvieron su momento de gloria, hasta que el viento térmico entró de golpe cuando estaban a la altura de Battery Park. El Hugo Boss fue el primer barco en aprovecharlo y pudo escaparse.

“Ha sido un gran día”, comentaba el co-patrón del Hugo Boss Ryan Breymaier. “En Manhattan con el equipo Hugo Boss, simplemente increíble. Tuvimos unas buenas condiciones, muy poco viento al principio, pero nos las apañamos para hacer una salida correcta, y cuando el viento entró lo cogimos antes que los demás, nos escapamos y ahí se acabó la partida. Dos vueltas más tarde seguíamos en cabeza”.

Inicialmente Hugo Boss pudo haber puesto tierra de por medio con la flota, pero la regata distaba de ser una procesión. Como el viento efectuó la transición después de la salida, el GAES Sailing Team se veía bien, como ha explicado su co-patrón Gerard Marín: “Estábamos liderando la regata, pero cometimos un error con una boya, que no era una boya del recorrido, nos confundimos”. Creyeron que estaban obligados a volver a montar la boya correctamente, y eso les dejó en último lugar. “Después de eso decidimos  relajarnos un poco y dejar que los invitados disfrutaran de la regata, timoneando el barco, etc.”

A pesar de que a los barcos sólo les estaba permitido utilizar sus velas enrollables de proa, aún así algunos tenían problemas y en la segunda ceñida, el Código 0 del Neutrogena Sailing Team se desenrolló un poco. “Fue una lástima el problema con nuestro Código 0”, dijo el co-patrón Guillermo Altadill. “Hemos tenido que arribar, ponernos en popa, desplegarlo y luego enrollarlo nuevo. Después de eso, perdimos nuestras opciones de atacar al Hugo Boss”.

Este percance permitió al equipo francés Safran situarse brevemente en segunda posición, antes de que el Neutrogena Sailing Team la recuperara, dejando al barco de Marc Guillemot y Morgan Lagravière en tercera posición.

“Íbamos muchos a bordo, 12 personas”, explicó Guillemot. “Eso es bastante inusual para este barco, pero al menos nuestros clientes disfrutaron de una sesión extraordinaria de vela en el puerto de Nueva York, algo que no se hace todos los días. Teníamos todo nuestro empeño en disfrutar de estar en el mar”.

Aunque esta victoria ha sido muy buena para la moral del Hugo Boss, el equipo, que hace un par de días reparó la rotura de su mástil, hoy quería, principalmente, ofrecer a sus invitados un buen rato.

 

Comparte esta información

¿Te ha gustado el Post?

¿Quieres recibir un resumen semanal con nuestras últimas publicaciones?

 

One Response

Deja un comentario

(*) Required, Your email will not be published