Hélices de maniobra. Parte I.

Para contrarrestar la acción del viento durante las maniobras de atraque en muelle ó fondeo, se instalan empujadores de proa ó hélices transversales que facilitan al patrón aproximar el yate a la posición deseada mediante el uso de joysticks manuales.

 

EMPUJADOR DE PROA

¿Por qué el timón no es suficiente?.

La forma y el tamaño de los timones instalados en las embarcaciones están diseñados para trabajar efectivamente en un intervalo de velocidades. Como cualquier perfil hidrodinámico, la sustentación que genera un timón es proporcional a la velocidad del fluido al cuadrado.

Otro factor que modifica el comportamiento del yate es el viento. Éste ejerce una presión sobre la obra viva del barco proporcional también a su velocidad al cuadrado. Esta presión sobre la superficie del yate sobre flotación produce una fuerza resultante que generalmente provoca deriva y un par de giro del barco.

Por ello, el timón tendrá un máximo rendimiento a partir de cierta velocidad. Por el contrario, a velocidades reducidas el par de giro producido por el timón es escaso y las maniobras gobernadas por él, en el caso de yates de cierto porte y desplazamiento, se hacen problemáticas.

EMPUJADOR DE PROA 2

Hélices de proa.

Una excelente solución es la instalación de una hélice de maniobra en proa (ó dos en el caso de mega yates), y en casos extremos también instalar otra en popa.

Existen principalmente dos modalidades: accionamiento eléctrico ó hidráulico.

Empujador eléctrico

Empujador eléctrico

 

Criterios de selección de un empujador.

Las marcas que comercializan los empujadores referencian sus modelos a dos parámetros: diámetro del túnel de la hélice (expresado en mm) y empuje que proporciona (expresado en Newtons ó kilogramos de fuerza).

El dato de la fuerza de propulsión nominal reflejada no es axiomático; en función de la amurada, el desplazamiento de agua y la forma subacuática de la embarcación, la fuerza de propulsión generada por la hélice de proa dará un resultado distinto en cada embarcación.

EMPUJADOR EN PLANEO

Ubicación del empujador.

Para ubicar el sistema hay que tener en cuenta las siguientes observaciones:

  • Cuánto más a proa se sitúe el empujador, más efectiva será su acción del par de giro producido por el propulsor.
  • En embarcaciones de planeo, se debe situar el túnel de la hélice, si es posible, de forma que en la situación planeando sobresalga del agua, eliminándose cualquier resistencia.
  • Al determinar el lugar donde colocar la hélice de proa en el conducto, se debe tener en cuenta que la hélice NO puede salir del conducto, y preferiblemente debe estar en el eje medio longitudinal.
VETUS-TUNEL

Forma del conducto.

La forma en que el conducto de propulsión se acopla al casco tiene gran influencia sobre la fuerza de propulsión facilitada por la hélice de proa así como sobre la resistencia que produce el casco durante la navegación normal.

En este sentido, se suelen tener en cuenta las siguientes pautas:

  • Se suele dotar de un radio de acuerdo entre la carena exterior del yate y el túnel del empujador.
  • En los casos de no planeo, en la unión trasera del túnel se suele realizar un “enmaestrado” dotando a la salida del túnel de una forma de “cuchara” horizontal ó con cierta inclinación (Hasta 15º ó 20º) para minimizar el aumento de resistencia al avance que origina cualquier alteración del flujo hidrodinámico.
Empujador hidráulico

Empujador hidráulico

Comparte esta información

¿Te ha gustado el Post?

¿Quieres recibir un resumen semanal con nuestras últimas publicaciones?

 

Deja un comentario

(*) Required, Your email will not be published