Fondeo ecológico en las Islas Baleares

Buscar un buen tenedero no es solo echar mano del escandallo para saber si el fondo es de arena, fango, piedra… A las características del fondo se ha de sumar el ecosistema marino. En las Islas Baleares se han puesto a trabajar en serio para proteger a los bosques de posidonias. Una planta marina que contribuye sobremanera a la calidad de las aguas y a la diversidad biológica de los mares. Durante años no se prestó atención a su singularidad e importancia, permitiendo el fondeo indiscriminado en casi cualquier lugar. Tuvo que llegar Europa y dar “un tirón de orejas” para que las Administraciones españolas se percataran de lo que tenían (o lo que quedaba) en sus fondos, utilizados como tenederos para las embarcaciones de recreo.

posidonia

La Directiva comunitaria 92/43/CEE establece a la posidonia como la segunda especie marina vegetal en importancia para el medio ambiente marino. Los estudios del programa Corine así lo demostraron, dando lugar a una política ecológica que ha cambiado los hábitos de fondeo de muchos patrones (bajo amenaza de multa los unos y por conciencia marinera los otros).

El Gobierno de las Islas Baleares a través de la Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Territorio puso en marcha hace un tiempo una aplicación web con información útil sobre los lugares donde se puede fondear y aquellos tenederos que han dejado de serlo por la presencia de la posidonia. La singularidad de las islas, cuya belleza sobre el mar es solo un reflejo de la riqueza natural que ocultan sus aguas, ha impulsado esta y otras iniciativas, como la de crear campos de boyas para fondeo, evitando los daños que causan las anclas de las embarcaciones en tan delicado ecosistema. En el Portal de fondeos de la CAIB se localizan los campos de fondeo portuario y los lugares en los que está permitido fondear, indicando la calidad del tenedero, así como los lugares prohibidos, en atención a la presencia de posidonia.

Los campos de boyas están experimentando una gran demanda en los últimos años. Los muertos están disponibles en verano, siendo necesario solicitar el uso a través de los teléfonos de contacto y formularios establecidos en el Portal. El verano de 2014 se registraron 4500 fondeos en boyas ecológicas, más de la mitad frente a las costas de Formentera.

El Gobierno Balear propició el fondeo en 330 boyas, con muertos habilitados para embarcaciones de hasta 25 metros. Las boyas se distribuyen desigualmente en nueve zonas catalogadas como “lugares de interés comunitario” según la normativa europea.

  • Ses Salines de Eivissa
  • Espalmador de Formentera
  • Caló de s’Oli
  • Cala Blava
  • Sant Elm
  • Fornells
  • Illa d’en Colom
  • Portopetro
  • Portocolom

El plan de fondeo ecológico incluye la concienciación de los patrones que navegan estas aguas en la práctica de la náutica recreativa, la difusión de la importancia de velar por las posidonias en el Mediterráneo y un plan sancionador para quien atente contra el valor medioambiental de las islas y sus fondos marinos. Los fondos marinos adyacentes a las Islas Baleares aglutinan tres cuartas partes de las posidonias identificadas en las costas españolas, sumando más de cien mil hectáreas.

 

Comparte esta información

¿Te ha gustado el Post?

¿Quieres recibir un resumen semanal con nuestras últimas publicaciones?

 

Deja un comentario

(*) Required, Your email will not be published