BeiDou, el nuevo sistema de posicionamiento marítimo de China

Hace unas décadas China se propuso alcanzar la independencia de Estados Unidos en lo que respecta a su sistema de geoposicionamiento GPS. Medida que también llevaron a cabo Rusia y la Unión Europea por la desconfianza del sistema americano y el control militar que se ejerce sobre él. BeiDou fue el proyecto chino que nació con la clara vocación de ofrecer a sus propios ciudadanos un sistema controlado por Pekín y con más precisión que el GPS. Ahora, tras años de desarrollo y varios satélites sobrevolando al país asiático, la OMI ha autorizado su utilización en la navegación marítima.

beidou

Ha sido la 94ª sesión del Comité de Seguridad Marítima de la Organización Marítima Internacional (OMI) celebrada en noviembre en Londres la que ha dado el visto bueno al sistema de posicionamiento chino, el BeiDou. Con la autorización de la OMI, China hace de su sistema de posicionamiento por satélite el tercero que cuenta la aprobación de la Organización, tras el GPS estadounidense y el sistema GLONASS de Rusia. Por su parte Europa mantiene los esfuerzos por crear su propia constelación satelital correspondiente al sistema Galileo (recientemente dos de los satélites quedaban inservibles para el uso en el sistema tras un fallo en sus órbitas).

Tecnología china

China no solo ha conseguido tener una constelación satelital operativa antes que Europa, sino que la tecnología que ha utilizado en su concepción es diferente y capaz de la máxima exactitud. Según el profesor Jingnan Liu, de la Academia china de ingeniería, el sistema de posicionamiento estándar tiene una precisión horizontal y vertical de 10 metros, lo que se incrementa con el uso conjunto del GPS, llegando a un error inferior a un metro.

beidou2

La máxima presión que han conseguido se logra gracias a la combinación de varios satélites (16 a fecha de septiembre de 2014) con diversas órbitas y sistemas de control: órbitas geoestacionarias, órbitas inclinadas y órbitas terrestres. Todo para conseguir cubrir la totalidad del territorio de China y sus áreas de influencia: Asia y el Océano Pacífico.

Según Jingnan Liu, en una entrevista concedida a Inside GNSS, la idea inicial es aplicar el sistema de posicionamiento al transporte por carretera, pudiendo determinar los equipos en qué carril se encuentra el vehículo. Sin embargo, los buenos resultados obtenidos han llevado al Ejecutivo chino a ampliar su uso y cubrir zonas marítimas.

De China al mundo

Inicialmente el sistema de posicionamiento para usuarios BeiDou se concibió para China. Y así ha sido su desarrollo desde que en el año 2000 se puso en marcha el proyecto. Ahora la Agencia espacial china pretende poner en órbita hasta 40 satélites con los que dar cobertura a todo el mundo. Sumando así cuatro sistemas de geoposicionamiento con idénticas prestaciones, pero con diverso control: GPS, GLONASS, Galileo Y BeiDou.

beidou3

En 2014 China ha concluido la constelación que cubre a su territorio nacional y el área de influencia, teniendo como meta 2020 para cubrir al resto del mundo con su constelación satelital. Así se desprende de la información con que cuenta la Agencia espacial europea.

Así que: si alguien se pierde es porque quiere, y no por falta de sistemas de posicionamiento.

Comparte esta información

¿Te ha gustado el Post?

¿Quieres recibir un resumen semanal con nuestras últimas publicaciones?

 

Deja un comentario

(*) Required, Your email will not be published