Baleares regula a profesionales y docentes náuticos con un régimen sancionador

El turismo y la actividad náutica es uno de los motores de la Islas Baleares, cuyo parlamento ha sido protagonista en días pasados por aprobar la Proposición de Ley del régimen sancionador en materia de actividades marítimas, náuticas y subacuáticas, referida a actividades recreativas y deportivas. La iniciativa la ha llevado al hemiciclo el Grupo Parlamentario Popular de la cámara Balear. Con esta norma se persigue regular de forma clara el sector náutico de recreo, de referencia en España, y darle un marco jurídico estable.Yate a motor

Seguridad jurídica

La justificación de la proposición de ley, nace, según Carlos Veramendi, parlamentario popular, para dar seguridad jurídica a los profesionales que se dedican a la actividad náutica en Baleares, además de un concierto adecuado a los docentes de estas enseñanzas. Lo que viene al hilo del Real Decreto 875/2014 sobre las titulaciones náuticas de recreo.

Como consecuencia inmediata, si el Parlamento aprueba finalmente la propuesta popular, está el establecimiento de un régimen sancionador que persigue acabar con los “intrusos”. Algo que vienen reclamando desde hace tiempo los profesionales del sector, que ven en estas actividades ilícitas una competencia desleal y una falta clara de seguridad para los usuarios, así como una imagen de dejadez administrativa.

De seguir adelante la propuesta se regularán varias actividades náuticas y marítimas de recreo y deportivas: el chárter de las embarcaciones de recreo, las escuelas de navegación y academias náuticas de recreo y deportivas cuyas enseñanzas conducen a la obtención de títulos oficiales y los centros de piragüismo, de alquiler de motos de agua y de buceo. A todos estos sectores se les facilitará un marco que les brinde seguridad jurídica frente a la actividad ilícita.

La proposición se ampara en las competencias asumidas por la comunidad autónoma de Baleares en materia de actividades náuticas de recreo y deportivas. Una medida que llega al Parlamento Balear con la carencia del apoyo de otros grupos opositores como el socialista y Mes. Por su parte el Partido Popular justifica la necesidad de la norma ante el auge de las empresas y entidades que surgen en las islas en torno a la actividad náutica, la más importante en España y una referencia a nivel de todo el Mediterráneo.

Infracciones y régimen sancionador

El objetivo de la proposición de ley es perseguir las actividades no declaradas en referencia a la náutica, especialmente en el alquiler de embarcaciones. Según la exposición parlamentaria es precisa una norma que lleve a ejercer la actividad lucrativa realizando una declaración responsable, contando con autorización administrativa, informando a la administración competente, cumpliendo las normas relativas a la seguridad de la navegación y atendiendo a los criterios pedagógicos expresados por la ley.

El incumplimiento de cualquiera de los antedichos procesos conlleva a una sanción administrativa equitativa, de la que podrán ser objeto personas físicas o jurídicas, ya sea por acción u omisión. La sanción más grave recogida por la proposición asciende a 60000 €. La norma también recoge la acción de medidas provisionales en casos de urgencia, si así fuera preciso.

Comparte esta información

¿Te ha gustado el Post?

¿Quieres recibir un resumen semanal con nuestras últimas publicaciones?

 

One Response

  1. Dos Palmas

    marzo 14, 2015 10:43 am, Responder

    Si se lleva a cabo este decreto, parará o al menos debera haber menos competencia desleal especialmente la que afecta al charter y que es aprovechada por embarcaciones ilegales tanto nacionales como internacionales. No estaria de mas que tambien se regularan economicamnte , las estancias en puertos para mejorar el turismo y la calidad de vida, en época estival.

Deja un comentario

(*) Required, Your email will not be published