Anclas para yates y embarcaciones de recreo

A menudo se llega a considerar a las anclas son un estorbo situado en la proa. Si bien es fundamental para pasar un día frente a una cala apacible o fondear el barco fuera de puerto mientras se espera amarre. La operación de fondeo es una de las grandes olvidadas en la marina mercante. Pocos son los grandes barcos le dan utilidad a sus anclas, llegando a preferir los capitanes navegar en redondo mientras esperan atraque o instrucciones antes que echar el ancla y no saber si volverá a subir. De hecho, la falta de uso del ancla y las máquinas asociadas al fondeo provocan que en caso de emergencia se cumpla la “ley de Murphy” y falte el ancla, la cadena o acontezcan episodios nada deseables.fondeo

Mientras en la navegación comercial el fondeo conlleva una pérdida de dinero para el armador, en la náutica recreativa fondear forma parte de la navegación, por lo que contar con el ancla adecuada cobra una relevante importancia.

Hoy nos vamos a fijar en algunos de los principales tipos de anclas que existen en el mercado para yates y embarcaciones de recreo.

Por supuesto se debe tener en cuenta que el tamaño y peso del ancla debe ser proporcional al desplazamiento del barco y que no todas las anclas sirven de igual modo en todos los tenederos.

Ancla de almirantazgo

Es poco usual ver este tipo de anclas en las embarcaciones de recreo, más que en aquellas de construcción de madera o que recrean épocas anteriores. El ancla del almirantazgo se desarrolló sobremanera con los viajes al Nuevo Continente y fue el elemento destinado al fondeo más utilizado hasta el siglo XIX. Este tipo de ancla se caracteriza por tener los brazos en el mismo plano que la cruz, sumándose un cepo perpendicular para provocar que al menos una de las uñas clave en la arena.

Su eficacia está asociada al peso del elemento, si bien es difícil de estibar y poco práctica cuando se necesita un agarre efectivo.????????

Ancla Martín

Hoy en desuso esta ancla es una evolución del ancla tipo almirantazgo. Tiene la singularidad de que los brazos y el cepo (contenidos en el mismo plano) pueden girar respecto a la caña, facilitando el agarre en el lecho marino. El ancla Martín ofrece el doble de resistencia que sus predecesoras, puesto que consigue en las dos uñas trabajen.

La evolución naval permitió suministrar a los barcos nuevas anclas con menor peso y un agarre más eficiente, así se pueden encontrar en el mercado varios tipos de anclas habituales en las embarcaciones de recreo.

Ancla Hall

El ancla tipo hall concentra el centro de gravedad próximo al eje que permite que los brazos tomen un ángulo de 30 a 40º respecto a la caña. Esta diferencia permite que las uñas claven en fondos arenosos y de fango con gran facilidad, ofreciendo gran agarre y resistencia, haciendo menos probable el garreo. Esta versión de anclas proporciona mejor agarre con menos peso, al tiempo que favorece la estiba en el escobén, donde se introduce casi por completo al carecer de cepo. Está indicada para barcos de un porte considerable y es usual verlas en la proa de grandes yates.

Ancla Danforth

Quizás el tipo de ancla más habitual en la náutica recreativa sea el ancla tipo Danforth. A pesar de que tiene cepo, sus características uñas con un mapa de gran superficie ofrecen un agarre eficaz, lo que contrasta con su peso ligero. Lo importante del ancla Danforth son sus uñas y el ángulo que toman respecto a la caña. Es habitual que estén fabricadas en acero dulce, aunque también se pueden encontrar en metales más ligeros, siendo adecuada para embarcaciones de pequeño porte y para tenederos arenosos o de fangos blandos.ancla-danforth

Ancla Pool

El ancla tipo Pool es una mezcla del tipo Hall y del tipo Danforth. Las uñas son grandes y macizas, procurando un fondeo que se sustenta en el peso del ancla y en la superficie de sus uñas. Esta ancla está indicada para embarcaciones de medio porte y fondos arenosos.

A partir de aquí los fabricantes modifican sus modelos de anclas adaptándolos a los diversos yates y embarcaciones a los que están destinados, cambiando la forma y el peso para conseguir la máxima eficacia con los materiales más ligeros. Cabiendo hacer una mención especial para las más pequeñas de la familia: las anclas de arado y anclas de rezón, indicadas para embarcaciones de pequeño porte y estancias cortas.rezón

Comparte esta información

¿Te ha gustado el Post?

¿Quieres recibir un resumen semanal con nuestras últimas publicaciones?

 

Deja un comentario

(*) Required, Your email will not be published