4 “caladeros” para la pesca deportiva

Es difícil que un aficionado a la pesca recreativa confiese cuales son sus lugares de pesca favoritos. Todos tenemos una situación marcada en esa carta náutica que está en la derrota y que no enseñamos a nadie. Es el orgullo del pescador. Lo que sí se puede determinar son algunas de las zonas en donde la pesca deportiva es más agradecida. Estas son cuatro propuestas para “calar” el anzuelo.

Pesca currican

Canarias

Las “islas afortunadas” lo son por el clima, la orografía y por sus gentes, pero también por ser un lugar privilegiado para la pesca desde embarcación y la pesca de altura, gracias a la gran profundidad que se alcanza con tan solo navegar unas millas desde la costa.

En las Islas Canarias la variedad de especies que se pueden capturar está muy nutrida, acusada por fondos fértiles y rocosos, adecuados para la proliferación de especies pelágicas y bentónicas. La mejor fecha para la pesca en las Canarias es el invierno, entre los meses de noviembre a febrero, lo que se agradece por el apacible clima canario. Pero hay dos inconvenientes. El primero el precio. Un fin de semana de pesca con vuelo, alquiler de barco y alojamiento fácilmente se sitúa en 1000 euros. Y luego está la cuestión meteorológica, que se puede complicar por los constantes vientos a que están sometidas las islas. No obstante, la experiencia bien merece la pena.

Estrecho de Gibraltar

Entre dos mares y dos continentes. Las aguas del Estrecho están sometidas a fuertes corrientes de entre 2 a 4 nudos de intensidad, sin que exista posibilidad de fondeo más que la zona más próxima a la costa. El tráfico incesante de buques mercantes es una añadido, además de los barcos de avistamiento de cetáceos, que chivan dónde están los gigantes de estos mares.

El Estrecho es buen lugar para practicar casi cualquier tipo de pesca, incluso la pesca submarina, especialmente en el Banco de Trafalgar o frente a Punta Paloma y la Isla de Tarifa. Aquí pueden picar tanto túnidos como percas. Tan solo hay que tener buena destreza con la caña, el equipo adecuado, conocer las corrientes y vientos dominantes y una carta de la zona para determinar el mejor lugar de entre las decenas de opciones posibles.

Levante

La costa de Valencia ofrece grandes oportunidades a los pescadores desde costa y desde embarcación. Bien es cierto que si no se cuenta con ayuda local es tan solo cuestión de suerte encontrar el lugar adecuado para hacer el lance, pero estas aguas merecen la pena. Las aguas del Levante son ricas en especies muy interesantes, sin descartar el avistamiento de peces luna, delfines y algún atún.

Cataluña

Desde el Delta del Ebro, pasando por Barcelona y Gerona, las aguas de Cataluña son famosas por la pesca en agua dulce, pero también tienen una reconocida y merecida fama en la pesca desde embarcación, gracias a una plataforma continental de fondos ricos, adecuada para la proliferación de multitud de especies marinas que cuentan en estas aguas un hábitat rica en nutrientes. Además de ser uno de los lugares más económicos donde pescar por la oferta de alojamientos y barcos en alquiler para pasar el fin de semana caña en mano.

Comparte esta información

¿Te ha gustado el Post?

¿Quieres recibir un resumen semanal con nuestras últimas publicaciones?

 

One Response

Deja un comentario

(*) Required, Your email will not be published