3 consejos para vender un barco

La venta de un barco debe seguir una estrategia de marketing enfocada a que la embarcación sea atractiva para los potenciales compradores, teniendo en cuenta los principios de la ley de oferta y demanda. Quien se encuentra en la labor de comprar un barco consulta decenas de anuncios en Internet, que se ha convertido en el gran mostrador náutico de segunda mano, lo que permite distinguir los aciertos y errores de los vendedores.Crucero vela RM890 Academia náutica MARINOS

1. Utiliza directorios de anuncios

No cabe duda de que Internet es una herramienta muy útil a la hora de vender un barco. Permite acceder a un público potencial infinitamente mayor al que puede entrar en los pantalanes del puerto deportivo. Pero hay que saber dónde anunciar el barco para que sea efectivo el anuncio.

Hemos recopilado lo mejor y lo peor de los principales portales de anuncios de venta de barcos:

  • www.milanuncios.es: lo bueno es que tiene varios filtros que permiten al que busca delimitar las características del barco y el lugar donde le interesa comprarlo. Sumado a una actualización constante de las ofertas. Lo malo es que tiene poco espacio para la descripción.
  • www.topbarcos.com: un portal especializado en compraventa de barcos, lo cual constituye un punto a su favor, aunque tiene un “pero”, no limpian los anuncios viejos, por lo que tienen anuncios de barcos desde hace más de 4 años, con la consiguiente molestia para el comprador.
  • www.cosasdebarcos.com: pretender ser un portal mundial es bueno y malo. No obstante es un portal especializado y eso siempre es interesante.

Hay varias páginas más dedicadas a lo mismo, pero tampoco es necesario que se publique el anuncio del barco en todas. Basta con que esté en dos o tres. Lo bueno de estas páginas es que tienen muy buen posicionamiento en Internet.

2. No vendas lo que no comprarías

Un fallo habitual de quien pone su barco a la venta es pretender vender lo que él mismo no compraría. Frases del tipo “el motor necesita una reparación”, “la cubierta está descascarillada”, “hace falta cambiar las velas”, “el interior necesita una reforma”… tienen el mismo efecto que una ristra de ajos ante un vampiro: ahuyentan al comprador.

Por supuesto no se puede mentir y está bien reconocer los fallos del barco, pero es una información que de entrada no debe aparecer en la descripción. Lo que debe hacer el vendedor es reparar el daño antes de vender el barco y responder a la pregunta ¿tú lo comprarías?

Un vendedor particular no tiene que hacer frente a una garantía de venta, lo que debería motivarlo para vender el barco en buenas condiciones de navegación. Sin entrar en que el contrato de compraventa puede quedar resuelto por ese tipo de problemas. Como comprador prefiero pagar más por un buen barco que poco por un barco en malas condiciones.

3. Descripción escueta y muchas imágenes

La descripción del anuncio debe ser corta. No más de 150 palabras. E ir al grano de la cuestión. Indicar el equipamiento, motor, dimensiones, estado general, documentación… Y todo eso contrastado con imágenes. Pero no solo las imágenes de la varada del barco (que algunos armadores son las únicas que tienen por lo que publican en sus anuncios).

El catálogo de imágenes debe dedicar al menos una a cada una de las bandas, más la proa y popa, el motor, varias del interior, matrícula, varadero, atraque y navegación. Como el álbum de la vida del barco. Además de ser imágenes recientes -en algunos anuncios las imágenes son de cuando el barco salió de astillero-.

Y para muestra un botón: anuncio en Top Barcos de un Beneteau Oceanis en venta.

Estos tres consejos básicos quizás no hagan que vendas el barco inmediatamente, pero te van a ayudar a generar en el comprador una buena impresión, y ese es un importante primer paso.

Comparte esta información

¿Te ha gustado el Post?

¿Quieres recibir un resumen semanal con nuestras últimas publicaciones?

 

Deja un comentario

(*) Required, Your email will not be published