Emocionante final en las dos versiones de la regata Ruta de la Sal

Esta Semana Santa los aficionados a la vela hemos tenido la oportunidad de seguir el discurrir de la doble edición de La Ruta de la Sal. Una original regata que ha cumplido 29 ediciones con su particular puesta en escena.

Tres escenarios han vuelto a ser claves en las respectivas singladuras. El pasado 24 de marzo partían en horas de diferencia sendos grupos de 150 barcos cada uno desde los puertos de Ginesta, en Barcelona, y Denia, en la costa valenciana. El destino sí que fue idéntico para todas las tripulaciones, la bocana del puerto de Sant Antoni de Portmany, en Ibiza.

LA RUTA DE LA SAL 2013

Dos regatas, cuatro ganadores

Cuando se celebró por primera vez la Ruta de la Sal, la regata trataba de llevar el valioso mineral hasta la ciudad condal, salvando el coto de las tropas carlistas. Ahora, casi dos siglos después, la prueba hace el camino de ida desde la península a Ibiza con el aliciente de ser el vencedor en algunas de las dos versiones.

Tanto en la regata del Este como en la versión Norte, las tripulaciones participan en una doble clasificación en “tiempo real” y “clasificación absoluta”. Con este aliciente, algunos patrones alternan el aliciente de participar en la ruta del Este o del Norte según sus posibilidades.

ruta de la sal recorrido

De los 150 barcos que salieron de Denia, en la versión Este, dos se disputaron el final absoluto. El velero de 40 pies construido por Dufour y con Damián Verdera como patrón consiguió una mínima ventaja de una eslora sobre su principal perseguidor, el segundo en la clasificación, Luís de Mata, del mismo club náutico y al mando del “Alba Alba”.

Un total de 117 millas desde Denia a Ibiza, realizando una derrota prolongada que hace dejar a las islas pitiusas por la banda de babor. El tiempo empleado por el “Final de obra”, ganador de la regata del Este, fue de 18 horas, 16 minutos y 5 segundos. Prácticamente la misma cifra en la que paró el reloj el ganador en tiempo real de la regata del norte.

ruta sal

El “Caro”, al mando de Maximizan Klink, tomó el testigo del anterior barco del mismo armador alemán al hacerse una vez más con la victoria en tiempo real de entre todos los barcos que surcaron la ruta del Norte desde Barcelona. Con un tiempo de 18 horas, 42 minutos y 5 segundos, el patrón no consiguió batir su propio récord, pero sí revalidar la victoria.

Fue Klink quien en 2011 paró el cronómetro tras una rapidísima regata de 140 millas desde Port Ginesta -en Barcelona- hasta Sant Antoni en 13 horas, 18 minutos y 54 segundos. En aquella ocasión estaba al mando de otro “Caro”, un J&V50, que navegó a la velocidad récord de la Ruta de la Sal, establecida en 10,7 nudos.

Desde nuestro blog náutico felicitamos en primer lugar a todos los participantes y de manera singular a los ganadores, al tiempo que le agradecemos que sean un aliciente para embarcarnos y hacernos a la mar.

Comparte esta información

¿Te ha gustado el Post?

¿Quieres recibir un resumen semanal con nuestras últimas publicaciones?

 

Deja un comentario

(*) Required, Your email will not be published